www.lavozdeltajo.com

Extremadura, el socio necesario para crecer

Extremadura, el socio necesario para crecer
Ampliar
sábado 27 de enero de 2018, 19:00h
A nadie se le escapa la situación, la buena situación geográfica de Talavera de la Reina, ya sea por su cercanía a Madrid y a la capital regional, o por ser limítrofe con Castilla y León y Extremadura.

Esta ubicación ha marcado durante años la historia de la ciudad y su comarca, los lazos de unión, especialmente con las tierras extremeñas –sin olvidar la zona de Ávila-, sirvieron para que la ciudad y su comarca se convirtieran en un referente regional y nacional. Ya sé que eran otros tiempos, pero la oportunidad de crecer, de mejorar y de “salir” del agujero de pesimismo –con razones fundadas- en el que vivimos, viene dada por nuestra diferenciación, el ser un poco de cada tierra. Esa oportunidad ha de ser aprovechada para volver a estrechar los lazos socioeconómicos que tan buenos resultados nos dieron.

La situación de Talavera y su comarca requiere del esfuerzo e interés de la administración central, regional y local y del pequeño y mediano comercio, que es a fin de cuentas el motor de nuestra economía, para conseguir que el flujo monetario vuelva.

Tenemos cultura, historia, patrimonio –todavía no sabemos sacarle el partido que se merece, y la cerámica es un caso aparte–, somos potencia ganadera y, como ya he comentado, jugamos con la ventaja de tener vecinos a un tiro de piedra. Debemos saber sacarle partido a esa circunstancia o veremos cómo esos mismos vecinos avanzan sin nosotros. El caso de Extremadura y su progresión económica es un buen ejemplo de ello.

Con unas características muy similares a Castilla-La Mancha, los extremeños están dando grandes pasos para reindustrializarse y mejorar su economía, al igual que parece suceder ahora en nuestra región. La ventaja o desventaja, según se mire, es que estamos en tierra de nadie o en tierra de todo. Yo opto por lo segundo. Tenemos de todo para volver a resurgir, hace falta esfuerzo, ideas y apoyo.

Un ejemplo de ello es el Corredor del Henares, un eje industrial y empresarial entre Madrid y Guadalajara. El dinamismo demográfico de la zona, su ubicación y sus conexiones estratégicas, sin duda, han tenido mucho que ver en ello. ¿Por qué no podemos ser el Corredor del Tajo?

JUNTOS SE PUEDE

La batalla del tren ya se juega de forma conjunta. De hecho, ambas Comunidades llevarán a cabo un viaje a Bruselas con el fin de abordar el ‘problema’ de la alta velocidad entre Madrid y Portugal, –y que afecta directamente a Talavera– al entender que es un ‘proyecto de futuro’ para España y para las dos regiones.

Luchar juntos ante “injusticias” que se han llevado a cabo durante décadas es la única forma de poder conseguir el objetivo. Pero a nadie se le escapa que los avances de unos pueden ser retrocesos para otros. La captación de empresas es un buen ejemplo, aunque con matices, como veremos a continuación.


LA CARRERA EXTREMEÑA

El 2018 se presenta en Extremadura como un año de proyectos e inversiones. Hay tres proyectos significativos que a lo largo de este año pueden marcar el avance extremeño: la instalación de una azucarera, una planta eólica y una fotovoltaica.

La azucarera

La azucarera de Mérida, en la que el grupo empresarial al-Khaleej Sugar de Emiratos Árabes Unidos invertirá más de cuatrocientos millones, es un ejemplo de la competencia entre comunidades. No es fácil atraer empresas cuando siempre hay alguien que puede ofrecer ese plus que necesita la empresa. Por ello es de valorar cuando esos proyectos llegan a nuestra región.

En este caso el proyecto dependerá de la decisión de los inversores, al estar Mérida en pugna con el Reino Unido para su ubicación final –otra vez la competencia–. Si finalmente eligen Extremadura, la azucarera supondría la creación de unos doscientos puestos de trabajo directos, más los indirectos debido a la gran demanda de remolacha que sería necesaria para producir el azúcar.

El parque eólico

El segundo proyecto es el parque eólico de Plasencia, que será el primero de Extremadura. En Castilla-La Mancha sabemos algo de eso.

El proyecto, promovido por Gas Natural Fenosa Renovables SLU, plantea un parque de 40 megavatios de potencia que contará con un presupuesto de 37,8 millones y estará formado por 15 aerogeneradores.

Este parque eólico persigue el objetivo de cumplir “el compromiso para España de producir el 20% de la energía bruta consumida a partir de fuentes de energía renovable”.

La fotovoltaica

La fotovoltaica ocupará 830 hectáreas entre los términos municipales de Talayuela, Navalmoral y Rosalejo. La inversión prevista es de 300 millones de euros, y generará 1.050 puestos de trabajo en la fase de construcción y 50 durante la explotación (30 años).

Sines y la plataforma

Junto estos proyectos no hay que olvidar el transporte de mercancías procedentes del puerto de Sines, la gran esperanza talaverana y extremeña. La plataforma de Badajoz ya está en construcción, y la de Talavera... por ahora solo hay estudios desde el Ministerio.


HAY QUE ESTAR PREPARADOS

La competencia es dura pero en los momentos difíciles hay que saber sacar partido a nuestras ventajas, convertir nuestras debilidades en fortalezas y luchar por innovar y estar visible para las empresas, para los inversores. Hace falta suelo industrial e iniciativa. A mí me enseñaron que nadie vendrá a la puerta de tu casa a ofrecerte un trabajo, hay que salir a buscarlo. Con la industria pasa lo mismo, pero si surge la oportunidad y te ven sin arreglar, sucio y “desfasado”, el tren pasará de largo. Aunque siendo Talavera puede que ‘se quede averiado unas horas’ y nos dé otra oportunidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.