Portal de noticias de Castilla La Mancha
4 de diciembre de 2020, 12:59:00
Provincia


Alarma en Calera y Chozas (TO) por la aparición de cebos envenenados y numerosas aves muertas

Podría haber afectado a un águila imperial cuyo cadáver habría aparecido en una finca cercana al municipio.

Por Redacción La Voz del Tajo


La reciente aparición de cebos envenenados y numerosas aves muertas en el casco urbano y en las inmediaciones del municipio de Calera y Chozas, en la comarca de Talavera de la Reina, ha alertado a los vecinos de esta localidad.

La extrañeza de los habitantes de Calera comenzó a extenderse el pasado 26 de diciembre cuando en diversas calles fueron encontradas una cantidad considerable de palomas y tórtolas muertas sin motivo aparente.

Según la versión de varios vecinos que se pusieron en contacto con nuestra redacción, en varias calles del municipio fueron encontradas “muchos pájaros sin vida, algo que nos extrañó mucho, Incluso fueron recogidos en bolsas por personas que no eran del pueblo. No sabemos si eran ecologistas” relataba uno de ellos, "algo extraño ya que no tenemos conocimiento de reivindicación o queja alguna de asociaciones protectoras de animales" hasta la fecha.

Asimismo, los vecinos se han inquietado por las posibles causas de esta repentina aparición de aves muertas ya que especulan con la posibilidad que se pudieran haber intoxicado al beber de cualquier charco o fuente agua de las inmediaciones del pilón junto al cementerio de Calera –en la zona sur–, donde fueron halladas varias tórtolas, o en la zona oeste del municipio, lugar en que se han detectado un gran número de palomas sin vida.

En principio, esta circunstancia no habría sido alarmante si al día siguiente no hubieran sido hallados diversos trozos de carne embadurnados de una sustancia verdosa, la cual puede ser venenosa. De hecho más de un animal doméstico sufrió alguna reacción al tomar contacto con esos cebos que aparecieron en la localidad.

Por esta razón, y tras haber sido detectados los trozos de carne con la sustancia tóxica, la preocupación fue en aumento entre los vecinos de cara a que ningún niño hubiera entrado en contacto con ellos.

Tras consultar con diversas fuentes, La Voz del Tajo ha podido confirmar que esos cebos envenenados también han sido hallados en fincas colindantes y su esparcimiento habría causado la muerte de diversos animales entre los que se encontraría un ejemplar de águila imperial, especie en peligro de extinción.

Todo lo ocurrido, según las fuentes consultadas, está siendo investigado por la Guardia Civil y, de confirmarse que se trata de cebos envenenados estaríamos hablando de un posible delito grave contra el medio ambiente.

Una situación similar fue descubierta el pasado mes de marzo en Ciudad Real, donde veintiuna personas fueron investigadas por el uso de cebos envenenados tras ser descubiertas en el desarrollo de la operación Antitox. Fueron sido hallados setenta animales envenenados, algunos en peligro de extinción, entre ellos también un águila imperial.

Estas conductas representan en muchos casos no solo un riesgo medioambiental muy grave para las especies y los ecosistemas en general sino que constituye un riesgo más que considerable para la salud de las personas.

La Voz del Tajo.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.lavozdeltajo.com