Portal de noticias de Castilla La Mancha
24 de septiembre de 2020, 7:54:22
Actualidad

Por José Miguel Camacho Sánchez


OPINIÓN | Insufrible dolor



Nunca había oído una declaración tan desgarradora como la de esta mañana de una señora al despedirse, en compañía de dos familiares más, de su madre muerta por el COVID-19. Decía que el dolor que sentía era “insufrible” al no haber podido estar al lado de su madre en sus últimos momentos de vida.

Yo pensaba que el dolor se podía sufrir o no, creía que el dolor podía ser mayor o menor. Un contratiempo, una acción, una pérdida, puede doler más o menos, pero no era consciente hasta hoy de que pudiera llegar a ser insufrible.

Ahora lo entiendo. Personalmente, he sufrido la pérdida de seres queridos muy cercanos, pero siempre he tenido la posibilidad de estar a su lado en los últimos momentos, de poder velarlos y de estar acompañando en esos tristes momentos. Ahora sí entiendo ese “insufrible dolor”.

Lo que no entiendo y nunca entenderé es el comportamiento de determinadas personas, que en lugar de arrimar el hombro y ayudar para que ese “insufrible dolor” acabe cuanto antes, se dedique a poner palos en las ruedas, a inventar bulos, en definitiva, a mentir, pensando que con esa actitud conseguirán sacar rédito político. Nada más lejos de la realidad.

Es inaudito que, en el peor momento de nuestra historia reciente, haya personas que piensen que esto se trata de política. No, señores, esto no es política, esto trata de luchar contra un virus que nos está matando, y lo que menos necesitamos es que se trate de engañar a la gente.

Ya habrá tiempo, cuando esto acabe, de ver qué errores se han cometido, ¿o alguien piensa que García-Page, Ayuso, Moreno o el mismo Sánchez han tomado decisiones sin pensar en lo que es mejor para acabar con el virus? El que piense que no es así es porque es un mezquino.

Sr. Paco Núñez, Sr. Casado, Sr. Abascal, si no quieren ayudar, por lo menos, no mientan, no creen falsos bulos o, como dice un amigo mío, no estorben. Si cambian de actitud seguro que los ciudadanos se lo agradecerán. Probablemente no conseguiremos que el dolor no sea insufrible, pero estoy convencido que podremos salir antes y en mejor posición de esta pesadilla para intentar que más personas no tengan que pasar por un “insufrible dolor”.

La Voz del Tajo.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.lavozdeltajo.com