Portal de noticias de Castilla La Mancha
23 de septiembre de 2021, 1:23:55
PROVINCIA


TRÁFICO | La provincia de Toledo es la que tiene más accidentes graves

Fue, con gran diferencia, la provincia de Castilla-La Mancha que contabilizó un mayor número de incidentes en 2020

Por Irene González Moreno


El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha coordinado la ayuda de los grupos de intervención en emergencias en los 152 accidentes de tráfico graves que se contabilizaron durante el pasado año en la Comunidad Autónoma, que costaron la vida a 76 personas en el lugar del suceso.

Durante 2020 se atendieron de media mensual unos trece accidentes de tráfico desde el Servicio 1-1-2. Una parte muy importante de estos incidentes se produjeron por la salida de vía del vehículo, sin que interviniese ningún otro coche como causante del siniestro.

De hecho, 70 de los accidentes ocurridos en el ejercicio anterior se debieron a este motivo, lo que representa un porcentaje superior al 46 por ciento del total de los registrados, y en el lugar del siniestro fallecieron 22 personas.

Tal y como indican los datos de la Dirección General de Tráfico, la distracción, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas están detrás de la mayoría de estos accidentes en carretera.

Por provincias, Toledo fue, con gran diferencia, la que contabilizó un mayor número de incidentes, con 53 graves, lo que representa cerca del 35 por ciento del total; mientras que Ciudad Real y Cuenca se sitúan a continuación, con 36 y 34 incidentes, respectivamente. En las carreteras de la provincia de Albacete se produjeron 16 accidentes, mientras que Guadalajara, con 13, es en la que hubo menos siniestros.

VERANO. La época estival fue la que registró un mayor número de accidentes de tráfico, ya que cerca del 40 por ciento se acumulan en los meses de verano. Así, junio y julio fueron los meses con mayor siniestralidad, registrando entre ambos 19 accidentes de carácter grave, mientras que en agosto se produjeron 17, la misma cifra que en el mes de enero.

Con datos inferiores están noviembre y diciembre, con 14 incidentes cada uno; septiembre y octubre, ambos con once; febrero, con diez; mayo, con nueve; y marzo, con seis. Abril fue el mes en el que se contabilizaron menos accidentes de tráfico de carácter grave, con cinco siniestros registrados.

Salvo el caso aislado del mes de enero, es en el periodo comprendido en el segundo semestre del año cuando se produjo un mayor número de accidentes, algo normal si tenemos en cuenta que durante el primer semestre del pasado año fue cuando tuvo lugar el confinamiento de toda la población, debido a la pandemia generada por el COVID-19, por lo que el tráfico por carretera se redujo de una manera notable.

De hecho, mientras que en el primer semestre hubo 66 accidentes, en la segunda mitad del año se registraron veinte más, hasta alcanzar los 86 accidentes de tráfico graves. Además, en el primer semestre hubo que lamentar el fallecimiento de 35 personas, mientras que en el segundo se registraron 41 defunciones por esta causa. Sólo en los seis últimos meses del año resultaron heridas a consecuencia de los siniestros ocurridos 134 personas.

112. Los accidentes de tráfico son los incidentes atendidos por el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha en los que es necesaria la intervención de un mayor número de recursos.

Así, desde la Sala del 1-1-2 se movilizan y se coordina la labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, normalmente efectivos de la Guardia Civil; los servicios sanitarios, que despliegan la mayor parte de sus recursos como médicos de urgencias, ambulancias, UVI y los helicópteros medicalizados, fundamentales para el traslado urgente de heridos graves.

Los bomberos son también una parte importante en este tipo de siniestros, dado que en ocasiones los afectados por los accidentes quedan atrapados en el interior de los vehículos y es necesario desencarcelarlos. También cabe destacar la labor del personal de mantenimiento de carreteras, cuyo trabajo es imprescindible a la hora de normalizar el estado del firme y la circulación.

La Voz del Tajo.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.lavozdeltajo.com