Portal de noticias de Castilla La Mancha
23 de septiembre de 2021, 2:30:36
PROVINCIA

EMPRESA


Malestar sindical en las plantas de Schreiber Foods de Talavera y Noblejas

Instan a la empresa a volver a la mesa de negociación del convenio colectivo

Por Redacción La Voz del Tajo


Las secciones sindicales de CCOO, UGT y USO en las plantas de Schreiber Foods en la provincia de Toledo han emitido este fin de semana un comunicado conjunto dirigido a toda la plantilla -unas 500 personas en la factoría de Noblejas y otras 300 en Talavera de la Reina- en el que denuncian la actitud de la empresa en la mesa de negociación del convenio colectivo “y sus actuaciones antisindicales fuera de ella”.

“Instamos a la dirección de la empresa a ordenar la reanudación inmediata de las negociaciones. El pasado viernes, el responsable de Recursos Humanos, que lidera la representación patronal, abandonó la mesa intempestivamente y sin poner fecha para una nueva reunión.”

“Mientras se le llena la boca de llamamientos al diálogo y a la buena fe, ha bloqueado la negociación y mantiene una actitud de absoluto desprecio a la parte social, expresando que no valoramos sus planteamientos cuando éstos van en contra de los derechos alcanzados hasta ahora. Incluso se arroga él mismo la defensa de los intereses de los trabajadores, los demás sobramos y estorbamos”, denuncia Cristina Ramírez, presidenta del comité de empresa de Schreiber Foods-Noblejas.

LA PROPUESTA SINDICAL

Los sindicatos, recuerda Cristina Ramírez, presentaron al inicio del año su plataforma para la negociación de un convenio colectivo a cuatro años, con incrementos salariales adecuados a la buena marcha de la empresa y a la aportación de la plantilla; con una cierta garantía de mantenimiento del poder adquisitivo en función de la evolución de la inflación; y con propuestas mejoras en la cobertura de IT y en materia de jornada y distribución del tiempo de trabajo.

Durante varios meses, la representación patronal descartó considerar siquiera la plataforma sindical. Medio año después, el pasado 24 de junio, la empresa presentó al fin su propio documento, planteando incrementos salariales del 1,5% solo para 2021 y 2022, rebajando del 3% al 2,5% el tope referenciado a la inflación, posponiendo dos años la negociación de las subidas para 2023 y 2024; y adornando la propuesta con supuestas mejoras sociales, vacías de contenido real en unos casos e incluso escondiendo recortes en otros.

Los propios incrementos salariales propuestos por la empresa resultan mezquinos si tenemos en cuenta los beneficios que Noblejas y Talavera hemos seguimos aportando a Schreiber Foods incluso durante toda la pandemia. Además, no garantizan el mantenimiento del poder adquisitivo: la inflación está ahora mismo en el 2,6% y hay previsiones de que el año acabe en el 2,8%, así que el ofrecimiento de la empresa deja el crecimiento de nuestros salarios por debajo del de la inflación.”

“Con el ánimo de buscar el acuerdo, rebajamos nuestras pretensiones salariales al 1,8% para el 2021 (antes 2%) y el 2,1% para el 2022 (antes 2,3%). Incluso se les comunicó que podríamos valorar renunciar a cerrar ya los incrementos para 2023 y 2024. Renunciamos también a otros puntos sustanciales, como la unificación del salario base con el complemento personal o la extensión de la jornada intensiva en periodo estival para los trabajadores y trabajadoras con jornada partida. Redujimos también el complemento de IT al 80% de la base de cotización cuando nuestro planteamiento inicial era del 100% …” prosigueel comuicado.

MALESTAR SINDICAL

“La respuesta que tenemos por parte del director de Recursos Humanos en el cierre de la mesa de negociación sin fecha para su reapertura, la retirada de los símbolos sindicales en la planta de Noblejas, y la difusión entre la plantilla de comunicados patronales con mentiras sobre el proceso de negociación, sobre las propuestas empresariales y sobre la actitud de unos y otros en la mesa y fuera de ella.”

Los sindicatos reiteran su petición a la dirección de Schreiber Foods de “ordenaar cuanto antes la vuelta a la mesa de negociación; y ordenen a sus representantes en esa mesa que demuestren en ella verdadera buena fe negocial. La que ha caracterizado a ambas partes en la negociación de todos los convenios colectivos anteriores. Con las lógicas discrepancias y tiras y afloja, siempre supimos dialogar y llegar a acuerdos. Quizá el nuevo responsable de Recursos Humanos debiera hacérselo ver.”

La Voz del Tajo.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.lavozdeltajo.com