Actualidad

ÚLTIMA HORA | Dos niños comunican su positivo al día siguiente de tomar la comunión en Cervera (TO)

Les habían realizado el PCR el pasado jueves por el positivo de un familiares. En la iglesia estuvieron cinco niños más, los padres de todos y el sacerdote, que ha sido quien ha dado la voz de alarma

Redacción La Voz del Tajo | Domingo 13 de septiembre de 2020

La familia de dos niños que tomaron la comunión este sábado 12 de septiembre en la iglesia de Cervera de Los Montes (Toledo) comunicaban al sacerdote de la localidad, a las 10:49 de la mañana de este domingo, que sus hijos –dos hermanos– han dado positivo en el test PCR de COVID.

Esa prueba se les realizó el pasado jueves a raíz del positivo de un familiar cercano y, por consiguiente, se rastreó a toda la familia y se les practicaron los test a los pequeños con el resultado hoy conocido. Quizá deberían haber guardado cuarentena hasta saber el si eran positivos o no ya que iban a relacionarse con más gente en el acto religioso de este sábado.

Ha sido el sacerdote de la localidad toledana de Cervera de Los Montes, Luis Javier Villar Luengo, el que ha comunicado a través de diversas redes sociales que los padres se habían puesto en comunicación con él para trasladarle el positivo de sus hijos, lo que ha provocado un serio revuelo en la localidad puesto que en total fueron siete los niños que tomaron la comunión ayer, en compañía de sus padres y del propio sacerdote, respetando el máximo de 25 personas en un acto religioso, como indicaban las medidas especiales de la Delegación Provincial de Sanidad de Castilla-La Mancha. De hecho, el oficio dominical que hoy debía celebrarse en la iglesia ha tenido que ser suspendido.

El texto que ha publicado Luis Javier Villar es el siguiente:

"Muy queridísimos todos,
Siendo consciente de la responsabilidad que tengo como párroco comunico:
1. En la mañana de este domingo 13 de septiembre, he recibido una llamada a las 10.49 en la que se me refiere la presencia de dos casos positivos en las comuniones de ayer sábado.
2. Comunicada la situación a mís superiores, he suspendido la celebración de la Santa Misa.
3. Se concede la dispensa del domingo por parte de la autoridad competente.
4. De acuerdo al protocolo establecido por los sanitarios, mañana, Dios mediante, acudiré junto a mi familia, a la clínica Marazuela para averiguar si yo he sido contagiado o no.
5. Por la presente situación y hasta pasar los días establecidos, quedan suspendidos todos los actos de Culto. El templo permanecerá cerrado.
6. Ruego por mi parte calma a los vecinos así como suplico se dejen de hacer conjeturas inciertas, sin fundamento y que proceden quizás de un estado de ánimo de nerviosismo.
7. Encomiendo esta situación a Nuestro querido San Roque a San Bartolomé y a la Santísima Virgen del Carmen para que sigan poniendo su mano sobre nosotros.
Os otorgó mi bendición y espero poder transmitiros mejores noticias a lo largo de la semana".

Se trata de una historia con muchas lagunas que ahora quedarán por investigar, ya que el resultado positivo de los pequeños se conoce justamente después del acto religioso con lo que podrían haber provocado un brote entre el resto de sus compañeros y los padres que acudieron a la iglesia de Cervera.

Asimismo, según parece, las familias de todos los niños celebraron posteriormente ese día tan señalado para los pequeños, cada uno en el local que había preparado. Concretamente, esta familia lo habría hecho en un restaurante.

Sanidad ya está sobre la pista de estos casos positivos pero lo que sí es cierto es que todos los asistentes al acto y sus familiares tendrán que pasar por el PCR sin más remedio.

TEMAS RELACIONADOS: