www.lavozdeltajo.com
Faltar a la palabra

Faltar a la palabra

No acostumbro a escribir en la primera página de La Voz del Tajo a no ser que el asunto lo requiera. Por eso creo que la situación que se ha creado en torno a la Plataforma Logística de Talavera lo merece.

viernes 23 de octubre de 2015, 10:33h

Sentando la base que supondría, según los cálculos estimados, la creación de 10 puestos de trabajo por cada 1.000 metros cuadrados de superficie, no es una broma ni está el paro talaverano para echarse los trastos a la cabeza unos y otros. Pero me ha llamado poderosamente la atención la beligerancia con que el Alcalde de Talavera, Jaime Alberto Ramos Torres, ha querido abanderar una causa que –a la vista de la realidad que hemos podido conocer– él solo ha creado y que le deja en muy mal lugar.
Me explico. Ramos ha estado bombardeando los medios, las redes sociales y hasta los whatsapp particulares con su ‘talaveranismo’, ‘prometiendo’ que no permitiría que a la ciudad se la ningunease. Ha entrado, Ramos, en el ring a soltar puñetazos a diestro y siniestro pero no ha hecho bien el nudo de su indumentaria y las vergüenzas han quedado a la vista.
Ni él, que firmó un protocolo con Pastor y Cospedal hace un año, ha cumplido lo que en ese papel dice ni la expresidenta de la región, su presidenta de partido, ha cumplido lo que allí rubricó. En definitiva, ha querido enmerdar a sus contrincantes políticos, a los que ahora todos pediremos para Talavera –sin ninguna duda ni cortapisa–, nosotros los primeros.
Pero no se puede intentar ‘levantar en armas’ a la ciudad cuando quien no ha hecho su trabajo ha sido él y su concejala de urbanismo, María Rodríguez, que representa a Talavera en la comisión de seguimiento y tenía deberes por hacer que no ha realizado. Aquí también estamos esperando que nos aporte el proyecto definitivo sobre las obras del centro y, que yo sepa, seguimos esperando. Será su costumbre.
De todos modos, me resulta penosa la campaña que ha emprendido Jaime Ramos cuando se arredra la defensa de todos nosotros, ‘al margen de colores políticos’, y no ha sido capaz aún de explicar, por poner algunos ejemplos, el bluff en que se ha convertido la ansiada Senoble (que ya ni siquiera se llama así), el que haya permitido los recortes bestiales en el Hospital (léanse la entrevista al actual gerente), la tardanza en la colocación de 27 farolas en el puente del Príncipe (anda que no echaron balones fuera él y José Julián Gregorio) y, sobre todo, la nula actuación para mitigar la lacra del paro en Talavera de la Reina.
Claro, ‘ande yo caliente, ríase la gente’. Ese debería ser el mensaje en los perfiles de Twitter y Facebook de Jaime Ramos, más que todas las promesas, amenazas y mensajes sin fondo que ha lanzado durante estos días, involucrándonos a todos en una lucha que algunos llevamos haciendo años.
Solo le recordaré que quien suscribe formuló la misma pregunta a Cospedal que a Page, a ambos, en las dos reuniones con periodistas que han convocado en el Palacio de Fuensalida. “¿Usted cree que Talavera sigue siendo la Teruel de Castilla-La Mancha?” Yo sigo creyendo que sí, porque hablo con la gente de la calle e intento ayudarla a veces por encima de mis posibilidades. Y si García-Page no remedia esta situación, como no hizo Cospedal, habrá que exigirle explicaciones y, si no, recriminárselo a voz en grito.
Ramos se queda solo porque ‘los listos’ ya se han metido en ‘las listas’ al Congreso y al Senado y le han dejado aquí de robinsón para que se busque la vida. Pues que la busque, que nos la busque a todos que para eso se presentó a Alcalde. Y si no es capaz, a su casa, que cuando alguien no cumple en su trabajo lo despiden, ¿o no?
Un apunte final al admirado José Luis Cuerda, director (él sí) de ‘Amanece que no es poco’ y al que confundí semanas atrás. Mil perdones, maestro, y en pie mi invitación a visitar Talavera para compararla con el Liétor albacetense. Se sorprenderá, seguro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (29)    No(16)

+

1 comentarios