www.lavozdeltajo.com

La reducción de carbohidratos no está relacionada con la pérdida de peso

La reducción de carbohidratos no está relacionada con la pérdida de peso
Ampliar
sábado 17 de marzo de 2018, 17:00h
El catedrático del área de tecnología de alimentos de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid, Manuel Gómez Pallarés afirma que 'las investigaciones realizadas hasta la fecha no han conseguido demostrar que la reducción del porcentaje de energía que consumimos en forma de hidratos de carbono sea una herramienta efectiva para la pérdida de peso. En general los investigadores coinciden en que para reducir peso se debe reducir la ingesta calórica, y a ser posible incrementar el gasto de calorías, pero manteniendo la distribución de calorías que se recomienda para las dietas normales, donde los hidratos de carbono deben suponer entre un 50 y 60% de la ingesta calórica. Lo que también parece claro es que el porcentaje de los hidratos de carbono que ingerimos en forma de productos integrales debe incrementarse. Los productos integrales son más completos nutricionalmente y pueden ayudar a incrementar la saciedad, aspecto importante en las dietas de adelgazamiento'.

LA IMPORTANCIA DE LOS HIDRATOS

Para los expertos, cumplir con la ingesta diaria recomendada de hidratos de carbono (entre el 50% y el 60% de la calorías totales ingeridas deben provenir de ese nutriente) es importante para disfrutar de una dieta equilibrada, ya que uno de los principales requisitos sugeridos por las guías alimentarias. Para alcanzar esos porcentajes se recomienda tomar entre cinco y seis raciones diarias de hidratos de carbono y una buena alternativa es hacerlo en forma de pan y cereales.

Estos alimentos son la base de la pirámide alimentaria y, en el caso de las variedades integrales, se ha demostrado que son fuentes importantes de fibra, compuestos fenólicos, carotenoides, entre otros, y por tanto, aportan amplios beneficios para la salud, además de prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2 y la obesidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios