www.lavozdeltajo.com

Mucho premio para un especulativo UCAM

domingo 06 de enero de 2019, 20:35h
Los blanquiazules mejoraron su juego de brega pro siguen sin crear ocasiones de peligro y resolver con acierto las pocas que generan
Cita importante, casi determinante para los de Fran Alcoy, la de este domingo en El Prado. Abocados a no fallar en casa porque el colchón del primer tercio liguero era muy importante, una derrota enviaba al cubo de la basura todo lo cosechado en los comienzos; es decir, con la mirada en el abismo. Como aliciente, un visitante de cuidado -líder a la hora del comienzo del partido igualado con el Melilla, que busca el título honorífico de ser campeón de invierno- pero que fuera de La Condomina -tres derrotas en los últimos tres desplazamientos- no acaba de macerar el sofrito que debe conducir a estar entre los cuatro primeros al término de la liga. Eso, al menos, era lo que cuestionaba antes del encuentro el cántabro Pedro Munitis. Es más, calificaba la contienda como peligrosa porque “los parones pueden hacer que cambien las dinámicas”.

Con las plantillas de ambos equipos casi al completo, pese al percance de Abel Molinero en uno de los entrenos de la semana en los locales y a excepción de Amaya, pero con Luis Fernández y Galas recuperados en los murcianos, quedaba por ver el estado del patatal, a buen seguro helado, y bien helado, pese al sol mañanero de este día de Reyes. El sorteo del Niño solo se había parado en Los Navalucillos y dejaba a esta Talavera nuestra tan pobre como de costumbre. Una alegría en forma de regalo -no deseado para el corista por aquello de la imparcialidad- de los magos de oriente, aunque fuera vestida de negro y procedente de Valencia, no vendría nada, pero que nada mal

Para entrar en detalles, las navidades, la lotería, los turrones y finalmente los regalos de reyes dejaron la grada en la peor entrada de la temporada. Cabe que ayudaran a ello los diez euretes obligados para los socios, el fresquito del ambiente y la oferta televisiva con el Sevilla-Atleti y el Madrid-Real Sociedad. Pues bien, dicho esto el resumen de este cero a cero que es un premio excesivo para un especulativo UCAM Murcia y le sirve para acabar como campeón de invierno tras la derrota del Melilla en Ibiza, que llegó a Talavera dispuesto a no perder y lo logró. Miel sobre hojuelas para los de Pedro Munitis que nunca inquietaron el área talaverana y desasosiego, ahora ya sí, para los de Fran Alcoy que se meten en zona pantanosa justo al cumplirse la primera vuelta, aunque habrá que ver qué sucede mañana lunes que es cuando se celebra la mayor parte de la jornada. Quién lo diría allá por el mes de octubre. Para más sal, la actuación de un colegiado valenciano que no regaló plácemes para su paisano Alcoy, meticuloso en exceso y tarjetero, a la vez que mal ayudado por el asistente principal. Cierto es que no sucedió tanto como le exigieron desde la grada, al menos en las reclamaciones en el área murciana -una en cada parte-y marcha atrás en la jugada que pudo haber sido más decisiva del partido. Era el minuto 58 y unas manos del defensor visitante le llevó al punto de penalti. Obediente el asistente corrió hacia su posición y cuando se fue a su lado le mostraba que la infracción era fuera del área. Y así fue.

De los primeros 45 minutos poco que anotar. Juego de contención en medio campo con Rodellar y Reguera de “capos” -buen partido de ambos- un luchador Laerte -durante todo el partido- y un disparo intencionado de Oca que se estrelló en un defensor nada más comenzar, amén de un intento de chilena del propio Oca, fue lo más destacado de los blanquiazules. De los “limoneros” murcianos -por el color de la vestimenta- dos remates de cabeza por encima del travesaño y nada más. Ya en la segunda el dominio territorial fue blanquiazul, y las ocasiones también. La mejor, un centro de Melchor que Espinar -ambos estaban recién salidos al terreno de juego- empalmó con el empeine para que Germán Parreño se luciera enviando a la esquina. Munitis, tras esta ocasión, renunció a los tres puntos sacando del campo al exquisito Julen Colinas para buscar más pelea en la zona de creación. Las fuerzas se aminoraron por el desgaste y el mal estado del campo, el colegiado siguió mostrando tarjetas, los entrenadores buscando oxígeno con los relevos y el público, entre ellos este viejo cronista, pasando frío. No se movió el marcador, una vez más. Un marcador al que, por cierto, le siguen faltando bombillas. ¿Hasta cuándo señora Palacios?



CF TALAVERA: Gianni, Juanra (Melchor 74’), Madrigal, San José, Nandi, Iker Rodellar, Oca, Reguera, Laerte, Abel Molinero (Cristian 88’) y Oscar Martín (Espinar 66’).

UCAM MURCIA: Germán Parreño, Adan Gurdiel, Migue García, Javi Fernández, Carlos Moreno, Toni Arranz, Collantes (Kilian Grant 72’), Cristian Britos, Onwu, Julen Colinas (Titi 61’) e Isi Ríos (Luis Fernández 85’).

ARBITRO: Sergio Escriche Guzmán con Ballester Villar y Rodríguez Rodrigo (Comité Valenciano). Cartulinas a los locales Espinar, nadi y San José. Y a los visitantes Toni Arranz, Cristian Britos, Isi Ríos, Carlos Moreno y Migue García.

INCIDENCIAS: Municipal El Prado. Unos 700 espectadores en media jornada económica. Irregular estado del césped, o lo que sea, y tarde soleada pero fresquita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz del Tajo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.