www.lavozdeltajo.com

COVID-19 | Toledo se suma la campaña #AhoraMásQueNunca para colaborar con los misioneros

Fernando Redondo
Ampliar
Fernando Redondo

Fernando Redondo pide expresamente la colaboración para el Fondo de Emergencia de Obras Misionales Pontificias abierto por el Papa Francisco que respaldará la solución de las graves consecuencias que la pandemia provoca en las zonas más pobres del planeta

sábado 25 de abril de 2020, 15:00h

La pandemia que vive la humanidad en estos momentos no entiende de fronteras, al contrario, es una situación que ha puesto en jaque a todas las personas, comunidades y ciudades, con la necesidad de buscar nuevas soluciones y respuestas al rumbo que la sociedad con sus decisiones había tomado en su conjunto. Limitados en los medios, con ausencia o muy pocos recursos sanitarios, los misioneros y misioneras están afrontando las dificultades de la pandemia gracias a la solidaridad y al compromiso de muchas personas que, desde las Obras Misionales Pontificias, suman sus colaboraciones para poder llegar hasta el último rincón del mundo y ayudar a la salida de esta crisis humanitaria. Los misioneros y misioneras españoles, cerca de 11.000 hombres y mujeres, de los cuales 131 son misioneros de la Archidiócesis de Toledo, están demostrando cómo responder con “confianza y esperanza” ante la pandemia del COVID19.

El misionero Fernando García Fernández, de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, que desarrolla su labor misionera en África desde hace 27 años, ha transmitido su gratitud a las oraciones y ayudas que empiezan a surgir para los misioneros y misioneras, siendo consciente que esta situación “puede ser generadora de algo nuevo que Dios nos está diciendo”, por eso pide que podamos discernir para “salir fortalecidos y renovados”.

Desde México, la misionera María del Milagro Camuñas Sánchez sigue con preocupación e interés las noticias llegadas desde España, porque “nos duele tanto sufrimiento como se está viviendo”, ante lo que indica la importancia de sentirse “muy unidos”. En ese sentido, también insiste en la necesidad de la conversión y salir de la situación “siendo mejores”, desde el “consuelo y la confianza, pidiendo fortaleza al Señor”. Transmite la misionera un mensaje de esperanza, a la vez que indica que su comunidad en México “estamos en casa intentando hacer frente a esta pandemia”. La Hermana Pura Muñoz, misionera que lleva muchos años en Etiopía, también traslada ánimos y bendiciones para “todos en estos tiempos duros y difíciles”, reconociendo las dificultades que están viviendo en África. El Padre Longinos López, misionero comboniano en Uganda, apunta que viven la situación con “un cierto miedo, no sé qué podría pasar, pues los medios sanitarios son los mínimos que podemos tener en un Centro de Salud”, pero resalta la importancia de la oración “juntos y unidos allí donde nos encontremos”. Estos testimonios nos acercan al trabajo y la respuesta de algunos de los 131 misioneros de Toledo, que nos hace entender la cercanía del Papa Francisco con los que más sufren las consecuencias de esta pandemia en los países más pobres. En la vida de los países de África, Asia, Oceanía y América, que cuentan con muchos menos medios que nosotros, es necesario poder ayudar para responder a la voz de alarma que llegan desde todos los lugares del mundo en los que se encuentran los misioneros. Es el momento de que todos los toledanos y toledanas se sumen a la campaña #AhoraMásQueNunca, para colaborar con los misioneros en estas circunstancias tan difíciles.

Por ello, Fernando Redondo Benito, coordinador regional de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha apela a la unidad y pide “expresamente la colaboración para el Fondo de Emergencia de las Obras Misionales Pontificias abierto por el Papa Francisco que respaldará con ayudas la solución de las graves consecuencias que la pandemia provoca en las zonas más pobres del planeta. Es fácil ayudar, únicamente se tendrá que acceder a la página web www.omp.es o www.misionestoledo.org, donde se encuentra toda la información para poder hacer una donación”. El Fondo de Emergencia internacional, creado por el Papa Francisco a través de las OMP, sostiene el trabajo que la Iglesia misionera realiza en esta crisis mundial.

Ante “esta situación – señala Fernando Redondo - no podemos quedarnos paralizados, al contrario, nuestra responsabilidad es ponernos en movimiento, prestar nuestra ayuda y estar disponible para iniciativas que puedan llegar a todas las personas, singularmente a los que más nos necesitan”. De esta situación, de esta pandemia que estamos viviendo, “tenemos que salir reforzados como sociedad, tenemos que sentirnos unidos, como indica el Papa Francisco en la Carta Encíclica Laudato si’, a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral”. Esta pandemia solo la venceremos con los anticuerpos de la solidaridad, especialmente “si somos capaces de cambiar los estilos de vida, llevando una vida más austera y humana, con un reparto equitativo de los recursos, afianzados en la justicia, la caridad y la solidaridad, con un esfuerzo comprometido de todos. Como nos ha pedido el Papa Francisco en “Un plan para resucitar”, seamos una comprometida comunidad de hermanos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios