www.lavozdeltajo.com

IN MEMORIAM | Ecos regionales a la muerte de Anguita

Cayo Lara
Ampliar
Cayo Lara

Cayo Lara recuerda a Anguita como un "referente" y destaca que enseñó "integridad" a muchos políticos de su generación y Crespo destaca la "talla" de Anguita tras su muerte y pide seguir trabajando como homenaje: "No le vamos a defraudar" y artículo de opinión de Inés Gómez Escalonilla



sábado 16 de mayo de 2020, 19:00h

El excoordinador federal de IU Cayo Lara ha destacado que, con la muerte de Julio Anguita este sábado a los 78 años de edad tras una parada cardíaca, se ha ido "un referente", y ha destacado los valores de "ética, honestidad e integridad" que muchos políticos de su generación aprendieron de él. Lara, en declaraciones a Europa Press, ha recordado que Anguita no hacía "crítica sin alternativa" y ha recordado que sus discursos no eran solo escuchados por los sectores de la izquierda, sino también "por una parte de la derecha".

"A Julio había que escucharlo", ha añadido. El excoordinador federal de IU también ha ensalzado el "compromiso trabajo y razonamiento continuo" de Anguita "frente a las políticas de los insultos" y ha asegurado que él le enseñó ese "legado impresionante". Cayo Lara ha vuelto a insistir en que Julio Anguita ha sido "un referente de la izquierda, además de un amigo" y ha reiterado el "legado impresionante" que ha dejado durante su trayectoria política.



CRESPO

El coordinador regional de IU en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha querido destacar la "talla" de Julio Anguita, tras su fallecimiento este sábado a los 78 años a causa de una parada cardíaca. "Desde hoy comenzamos el trabajo a realizar porque ese será el mejor homenaje que le podamos hacer, trabajar desde la izquierda por las clases populares y seguir pensando que un mundo más justo es posible. Ese era Julio y no le vamos a defraudar", ha expresado. Crespo ha manifestado que este es "un momento de enorme tristeza" para IU y para el Partido Comunista, ya que con Anguita se ha ido "un referente político e ideológico de la izquierda" en España.

Así, lo ha definido como un político que "ha sabido estar siempre a la altura de las circunstancias". Del mismo modo, ha querido recordar "al político y, sobre todo, a la persona", recalcando que "nunca se ha conformado" y, cuando se retiró de la primera línea de la política, siguió "trabajando para coordinar todas las voces de la izquierda". "Desde luego Anguita ha sido un político de una talla excepcional, una demostración de honestidad, que renunció a todas las pensiones que le correspondían y se quedó con la de su trabajo, la de profesor", ha concluido.

¿Por qué nos duele tanto este adiós?




La sensación que nos deja este adiós no es algo fácil de explicar con palabras. No es un simple político más que nos deja y debamos homenajear porque es lo que toca. No. Se va algo mucho más importante. Se va un verdadero referente, un icono.
En los tiempos que estamos viviendo, sobre todo, para la gente más joven que no hemos vivido una verdadera revolución y nos hemos criado en una sociedad donde creemos tener todo al alcance de nuestra mano, donde la dictadura del capitalismo y la globalización, con los medios de comunicación como herramienta de control, nos hace creer que somos dueños de nuestra vida y que ya se ha conseguido todo. Que no hay nada por lo que luchar porque la sociedad es buena y “antes se vivía peor”.
Ante ese panorama de conformismo bañado en la banalización más extrema del ocio y el hedonismo, encontrar referentes que, ante todo, nos ayuden a pensar y ver más allá de lo que tenemos delante, se convierte en una tarea muy complicada.
Es entonces cuando encontrar a esta persona, que además de persona, es político, con todas las connotaciones negativas que eso conlleva hoy en día (y si no negativas, rozando la indiferencia, lo cual no sé qué es peor), que es capaz de conmover y llegar a todas las personas con un lenguaje cercano y una enorme educación y calma consiguiendo que algo en nuestro interior se remueva, nos estremezca y… ¡por fin ocurra! Nos haga pensar.
Sí. Eso es lo que significa Julio Anguita. Significa reflexión. Es ese algo incómodo que nos lleva a plantearnos que no todo está tan bien como parece. Que la insumisión y el conformismo son lo peor que nos podía pasar. Que la política no es sentarse en un sillón para recibir regalos y cobrar sueldos. Que la política lo es todo. Que con cada decisión que tomamos en nuestro día a día estamos haciendo política y que para ello, debemos pensar, analizar y escuchar.
Así, Julio Anguita termina siendo mucho más que una persona, ya que representa la parte crítica de nosotros, la alternativa al conformismo, la política que lucha por mejorar la sociedad y sobre todo, nos enseña a poner en duda todo lo establecido.
Por eso nos duele tanto su marcha. Porque todo el mundo necesitamos iconos en los que ver reflejado los valores y principios que nos conmueven, y, tristemente, cada día estos referentes son menores, ya que, como dije al principio, se está consiguiendo que únicamente valoremos el individualismo y la banalidad, relegando a un plano muy lejano aquello que nos muestra las verdades que más nos incomodan.
Duele, porque no solo muere Julio, muere una parte de todos nosotros. Pero gracias a tus enseñanzas mantendremos vivo tu espíritu y lucharemos por crear más iconos que nos ayuden a cambiar y querer cambiar las cosas.
Muchas gracias por enseñarme a pensar, Maestro.


Inés Gómez Escamilla
Miembro de la Coordinadora Regional de IU CLM

Juan Ramón Crespo
Ampliar
Juan Ramón Crespo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios