www.lavozdeltajo.com

REPORTAJE | ¿Qué hacer si eres universitario ante el próximo curso COVID?

REPORTAJE | ¿Qué hacer si eres universitario ante el próximo curso COVID?
Ampliar

La falta de información y las continuas modificaciones sobre cómo se desarrollará el año académico genera preocupación y malestar entre los estudiantes

Por Noelia Ortega / Laura Núñez
jueves 27 de agosto de 2020, 18:34h

El pasado mes de marzo, con la llegada de la pandemia, el sector de la educación se vio especialmente afectado teniendo que adentrarse en la enseñanza virtual. La docencia online fue la única modalidad viable para acabar un curso más que atípico. A pocos días de empezar el nuevo año académico apenas hay información de cómo se llevará a cabo el retorno a las aulas.

A través de estas líneas intentamos conocer qué piensa, qué les preocupa y cómo se preparan nuestros universitarios de cara a su “vuelta al cole” particular, ya que en ellos concurren diversas circunstancias como, por ejemplo, el estar desplazados fuera del domicilio familiar.

INFORMACIÓN “ESCASA” y “CONTRADICTORIA”

Una estudiante de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid (no quiere dar su nombre por temor a represalias) nos cuenta su “terrible” experiencia: “Llevamos desde el día 8 de mayo sin recibir ningún correo o aviso sobre los exámenes de septiembre. En ese momento se dijo que se preveía que todo mejoraría y por ese mismo motivo los exámenes serían presenciales. Tras el correo enviado por el Vicerrectorado pensábamos que esto iba a mejorar”, comenta. “Nos ampliaron el periodo de exámenes dejando los ordinarios todo el mes de junio hasta pasada la primera quincena de julio. Nos dijeron que la convocatoria extraordinaria sería en septiembre y presencial”, concluye con gran preocupación.

Esta misma alumna alude a la poca empatía de la Complutense con los alumnos. “Tampoco creemos oportuno que no se dé la oportunidad de hacer un examen porque un alumno deba estar en cuarentena por un posible contagio o simplemente porque sea el alumno el que se encuentra contagiado y/u hospitalizado. Al igual que en mayo y junio entendieron la situación por la que estábamos pasando, ahora deberían hacerlo también, ya que hay familias en situaciones iguales o incluso peores. Todos tenemos derecho a hacer exámenes y no vemos que se nos reconozca o que se nos informe debidamente en cuanto a la situación.”

Por otro lado, otra joven alumna que estudia Farmacia en la Universidad de Salamanca nos ofrece su opinión sobre lo vivido respecto a la adaptación por la pandemia: “En un principio fue desastroso. Es verdad que no estábamos preparados para un confinamiento y dejar a un lado la docencia presencial, pero las noticias que nos llegaban desde la Universidad eran escasas y a veces, incluso, contradictorias. Faltaban tres semanas para los exámenes parciales y no sabíamos qué modelo se iba a seguir, cada profesor decía una cosa. Llegó la fecha de los exámenes y seguíamos sin saber nada, hasta que nos avisaron de las nuevas fechas, que prácticamente coincidían con los finales. En ese momento parecía que su mayor preocupación era que nadie copiara, por lo que optaron por un modelo que nos perjudicaba. Después llegó el problema de las clases magistrales de forma telemática: algunas fueron clases grabadas y subidas a la plataforma, otras clases en directo mediante plataformas, y otros directamente no dieron clase. Al notarse el descontrol, se impusieron unas recomendaciones, que acabaron siendo obligaciones. Aun así, en los exámenes finales hubo problemas de conexión, se informó de un formato de examen que después no era real”.

INCERTIDUMBRE

Son muchos los estudiantes que se han puesto en contacto con este medio para mostrar su disconformidad con la gestión empleada de algunas Universidades. Falta de información o respuestas contradictorias y con salidas de tono, son algunas de las quejas que nos hacen llegar los estudiantes.

Lean atentamente estos mensajes: “Da gusto ver la solidaridad hacia vuestros compañeros que no pueden desplazarse a Madrid. Si os encontráis consternados siempre tenéis la posibilidad de no examinaros y dejar las asignaturas pendientes para el próximo año” o “por favor dejar de dar la paliza con tantas sabidurías que demostráis y respetad los periodos vacacionales de descanso que creo que nos lo merecemos después del curso que hemos tenido”, son sólo algunas de las respuestas empleadas por el personal de la Universidad Complutense ante las dudas surgidas por el modelo de evaluación.


PRÓXIMO CURSO

El malestar con la Universidad Complutense, como remarca la joven estudiante de Derecho, sigue aumentando, a poco tiempo del inicio del curso académico. Todavía no han finalizado el curso 19/20 y siguen teniendo problemas con los exámenes de recuperación. “Estamos a menos de dos semanas de esos exámenes y la máxima información que hemos recibido ha sido a través de una cuenta de Instagram que se llama @derecho_ucm en la que se afirma, a día 23 de agosto, que los exámenes serán presenciales. Hay mucha gente con problemas económicos por todos los ERTEs, problemas para buscar pisos, pagar fianzas y X meses de adelanto y una persona con esta situación e incertidumbre no se puede poner a pagar pisos o un colegio mayor si dentro de dos meses van a tener que dar clases desde casa”, comenta indignada.

La joven explica lo “aparatoso” que sería la vuelta a las aulas y el “riesgo” existente a pesar de las medidas de seguridad frente al Covid-19. “Es imposible meter a más de 30/40 personas en una clase sin ventilación (debido a que no son clases especialmente modernas) y controlar que en 2/3 horas de examen nadie se quite la mascarilla un momento. Las distancias van a ser difíciles de conseguir, ya que, quitando las aulas principales que son las más grandes, en el resto no hay espacio para garantizar la seguridad (según el número de alumnos siempre). También hay que tener en cuenta que las horas de exámenes son casi las mismas en todos los grupos lo que provocará aglomeraciones en entradas, escaleras y salidas”, comenta indignada.

La estudiante de Farmacia no confía en que el primer cuatrimestre vaya a salir adelante: “el primer cuatrimestre creo que va a ser el más problemático, a lo mejor no podemos ir a la facultad ni para hacer las prácticas, pero confío en que el segundo cuatrimestre la situación mejore y podamos continuar nuestros estudios como los años anteriores”, sentencia.

Por otra parte, una alumna de la Universidad Rey Juan Carlos, también se queja de la mala gestión frente a la pandemia. “No hemos recibido ninguna noticia aún, somos muchos de nosotros que vivimos lejos de Madrid y necesitamos información para saber si debemos buscarnos un alquiler, en caso de que sea presencial, o no mirar nada si es de manera telemática. Hemos tratado de ponernos en contacto con la Universidad pero no tenemos nada claro, sólo rumores de cuándo vamos a empezar o qué protocolo habrá que seguir. Está siendo un desastre en todos los aspectos”, nos comenta.

Al contrario, la Universidad de Salamanca ha dado algo más de información de cara al siguiente curso a sus estudiantes, según nos confirman: “A la vista de los rebrotes que está habiendo y empezando el día 1 de octubre, las clases creo que serán semipresenciales, turnándonos en grupos y con importantes medidas de seguridad e higiene. En la facultad de Derecho recibimos ya un protocolo de actuación que irá cambiando según las circunstancias sanitarias lo requieran, por lo que no está nada definido y todo en el aire”.

En definitiva, toda una odisea para jóvenes de entre 18 y 21 años (la mayoría) que se desplazan de sus domicilios habituales sin saber qué se encontrarán y cómo serán las condiciones de vida y estudio en esas ciudades hasta las que desplazan para formarse.

Asimismo, la crisis económica de multitud de familias debido a la pandemia provoca un desasosiego espectacular debido a los gastos que acarrea el que cualquier estudiante universitario de este país tenga que vivir y estudiar lejos de su lugar de nacimiento o residencia familiar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios