www.lavozdeltajo.com

MÁS QUE TALENTO

Igro, el abuelo de La Voz del Tajo, cumple 68 primaveras

Igro, el abuelo de La Voz del Tajo, cumple 68 primaveras
Ampliar

No te pierdas el bonito poema que escribió

martes 03 de mayo de 2022, 17:45h

El pasado 30 de abril nuestro querido Ignacio Rodríguez Sobrino, 'Igroso' cumplió 68 años y escribió en tan señalada fecha una bonita reflexión.

"Aunque esto debería esperar hasta mañana, me resisto a que así sea y os lo anticipo por la alegría que me supone el dato de haber podido alcanzar los 68 años -que quiero compartir-. Una cifra que lamentablemente no pudieron lograr mis recordados Antonio Santos y Manuel Martín -mis cuñados queridos- a los que quiero dedicar estas décimas con una mirada al infinito; allá donde se encuentren. Seguro que estará muy, pero que muy satisfechos con que yo haya sido capaz de vencer la “maldición" de las Roso. Un besote a los dos... y -de paso también- a Felipe Martín Robledo...".

Mi agradecimientos por vuestras felicitaciones
(En décimas o espinela)
Ha sido todo un placer
—lo juro sobre la Biblia—
compartir con la familia
mi onomástica de ayer;
como Dios da o debe ser.
Día treinta, mes de abril,
ya saben, el de aguas mil,
cumplía sesenta y ocho años
y escalando los peldaños
les digo desde mi atril
que la felicitación
de la gente que me aprecia
—amigos y gente recia—
es de tal satisfacción
que me embarga la emoción.
Gracias a todos, benditos.
Aquí os dejo estos escritos
que brotan de mis entrañas,
y “na” tienen de marañas.
¡Son por Igroso suscritos!
Que Dios os dé larga vida;
os tendré siempre presente,
pero dejadme que os cuente
—aunque suene a repetida—
que mucho os quiero; mi gente.
Que os llevo en mi corazón;
os tengo tal devoción,
que os pondría en un altar
lleno de flores de azar
“pa” daros mi bendición.
Así he querido expresar
vuestro gran cariño y afecto.
No sé si el verso es perfecto;
es mi forma de rimar.
¡Disculpen si es incorrecto!
Mas lo que quiero hoy decir
—es mi profundo sentir—
en el cumpleaños mío:
es que os estoy agradecío
y os lo quiero transmitir.
Es tanto lo que yo siento
que puedo estar orgulloso
de haber “vencido” a las Roso;
pues tuve un presentimiento
más funesto y más penoso.
Un beso a Manuel Martín
—puedo decirlo en latín—
y otro a Antonio S. Toledo,
que junto a Martín Robledo...
¡Me'speren algo, jolín!

¡Gracias, besos, besos, abrazos fortísimos, gracias y gracias a todos: familia, amigos, enemigos —que claro que hay—, gracias, gracias y hasta siempre! Os quiero hoy, mañana y hasta mi último suspiro, que espero tarde mucho en llegar; el mismo que para todos vosotros!

Todos los que hacemos La Voz del Tajo cada día estamos orgullos por contar con un colaborador tan fiel, creativo, autodidacta, ingenioso, siempre dispuesto, inquebrantable, incombustible y... mil calificativos más que podrían llenar cientos de líneas en un texto inacabable pero siempre agradecido a quien ha dedicado (y lo sigue haciendo) gran parte de su vida y de su esfuerzo a esta cabecera.

Igro, te quedan –aunque tú digas que no– muchos años de escritura y fina pluma en esta Voz, que es y será siempre tu casa. Felicidades, compañero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios