www.lavozdeltajo.com

Veinte nuevos imputados por simulación de delito desde el pasado mes de agosto en Toledo

Se sigue constatando el incremento de denuncias falsas, las cuales provocan serios perjuicios a la acción de la justicia. Se trata de un delito tipificado en el Código Penal

martes 16 de diciembre de 2014, 11:07h
Agentes de la Policía Nacional han imputado desde el pasado mes de Agosto a veinte personas como presuntas autoras de un delito de simulación de delito.

El último caso tuvo lugar el pasado 1 de Diciembre, cuando la ¨víctima¨ acudió a Comisaría para denunciar que dos personas le habían abordado en la calle, tirándole al suelo, inmovilizándole y colocándole una navaja de 20cm, arrebatándole seguidamente la cartera. Las gestiones practicadas por los investigadores permitieron determinar que realmente, el robo no había sido tal, sino que el denunciante había perdido la cartera en la que portaba un billete de 50 euros y, para evitar disgustar a su pareja, optó por denunciar un robo con violencia.

El continuo incremento de denuncias falsas, algo respecto a lo que la Policía Nacional viene alertando desde hace tiempo, ha provocado que la Comisaría crease un grupo de funcionarios especializados, dedicados a la investigación de este hecho delictivo. Estos agentes revisan todas las denuncias (robos, tirones, hurtos etc…) que, diariamente, se interponen en la Comisaría de Toledo, procediendo a realizar cuantas gestiones sean pertinentes para la comprobación de los hechos, a fin de llegar al esclarecimiento y averiguación de todas las circunstancias que rodean dichas infracciones penales.

Es necesario señalar, una vez más, que simular ser responsable o víctima de una infracción penal, o denunciar un hecho inexistente, es un delito tipificado en el art. 457 del C. Penal, castigado con penas de multa de seis a doce meses y que conlleva un retraso en la acción de la justicia y un serio menoscabo del correcto funcionamiento de los servicios policiales, con el consiguiente perjuicio para el ciudadano, dado que agentes que podrían estarse dedicando a la prevención de la delincuencia o a la investigación de otros hechos reales, se tienen que dedicar a realizar pesquisas sobre hechos inexistentes.

Las personas que incurren en estas simulaciones de delito son detenidas, pasan por calabozos y se procede a su ¨ reseña policial ¨ (toma de fotos y huellas dactilares). Tras prestar declaración son puestas en libertad con cargos y citadas para la celebración de un Juicio Rápido en los días posteriores.

Lamentablemente, este tipo de denuncias, como falsos hurtos de carteras, robos con violencia o intimidación de teléfonos móviles, robos con fuerza en vehículos o locales, cada vez proliferan más, siendo el motivo más frecuente obtener una compensación por parte de los seguros (lo que también constituye un estafa) aunque en muchas ocasiones, los objetivos son tan irrisorios como ocultar a la pareja el extravío de algún objeto o un gasto injustificado

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios