www.lavozdeltajo.com
El Hospital de Talavera de la Reina incorpora una nueva terapia para el tratamiento del Parkinson

El Hospital de Talavera de la Reina incorpora una nueva terapia para el tratamiento del Parkinson

Se trata de la bomba apomorfina, que contribuye a la recuperación motora y mejora la calidad de vida del paciente y de sus familiares

viernes 10 de abril de 2015, 11:28h
La unidad de Neurología del Hospital General 'Nuestra Señora del Prado' de Talavera de la Reina (Toledo), ha incorporado una nueva terapia para el tratamiento de la enfermedad del Parkinson. Se trata de la bomba apomorfina que contribuye a la recuperación motora y mejora la calidad de vida del paciente y de sus familiares.

El hospital talaverano ha comenzado a aplicar los últimos tratamientos contra el Parkinson, tal y como han explicado esta mañana los especialistas en Neurología, Francisco Corral y Juan Colás. Así, la bomba apomorfina implantada al primer paciente recientemente, consiste en un dispositivo por donde va pasando el medicamento de forma continua por vía subcutánea mediante un perfusor programable.

La presentación ha contado con la presencia de Moisés Martín, presidente honorífico y fundador de la Asociación de enfermos y familiares de Parkinson en Talavera y del gerente del Área Integrada, José Luis Morillo.

Este dispositivo está indicado en pacientes, preferiblemente menores de 70 años, en estadios intermedios de la enfermedad con fluctuaciones motoras que no se logran controlar utilizando la medicación oral y que no presenten demencia o sintomatología psicótica. Con este dispositivo se consiguen evitar estos “cambios bruscos en el estado y la movilidad”, ha asegurado el doctor Corral.

La bomba apomorfina es una de las denominadas “terapias avanzadas” que se aplican en pacientes con fluctuaciones motoras complejas, es decir, que pasan de un estado de relativa buena movilidad con discinesias, a otros de bloqueo e inmovilidad. En este último caso la medicación oral convencional parece no hacer efecto y no mejora lo suficiente el estado del paciente.

300 pacientes en el Área de Talavera

Se estima que el Área de Talavera hay alrededor de 300 personas con Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central, de causa desconocida y de curso crónico y progresivo que afecta al área encargada de coordinar la actividad y tono muscular y los movimientos. Aumenta su prevalencia conforme avanza la edad en la población.

Según explica el doctor Colás, responsable de la Unidad de Neurología del hospital talaverano, “se trata de la segunda enfermedad neurodegenerativa más importante por detrás de la enfermedad de Alzheimer y al igual que esta tiene una relevancia socio-sanitaria muy importante”.

La media de edad de inicio está entre los 50 y 60 años aunque uno de cada veinte puede comenzar antes de los 50. Los síntomas iniciales pueden ser sutiles como una disminución de la destreza manual, un cambio de carácter o cara poco expresiva, que puede aparentar ser una depresión.

También en ocasiones, rigidez de una extremidad que puede hacer pensar en un problema reumático o temblor de reposo.

Terapias avanzadas

Las principales terapias avanzadas en el tratamiento del Parkinson, junto a la bomba de apomorfina, incorporada recientemente en este centro sanitario, son la cirugía y la duodopa. Técnicas que están logrando buenos resultados en lo que a la recuperación motora y mejora de la calidad de vida del paciente se refiere, según estos especialistas. Difieren entre ellas en las posibles complicaciones y en los criterios de inclusión.

Hasta el momento, los tratamientos para el Parkinson no curan la enfermedad, pero ayudan a paliar sus efectos y a mantener la capacidad del paciente durante más tiempo. Aún así la mortalidad sigue siendo entre un 1,5 y 1,7 veces mayor que la población general, lo que constituye un gran reto para la sociedad y para los sistemas sanitarios.

El día 11 de abril se celebra el Día Mundial del Parkinson.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

0 comentarios