www.lavozdeltajo.com
Castilla-La Mancha cerrará 2015 con un déficit del 1,6% del PIB
Ampliar

Castilla-La Mancha cerrará 2015 con un déficit del 1,6% del PIB

lunes 21 de marzo de 2016, 13:10h
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha anunciado hoy que Castilla-La Mancha cerrará 2015 con un déficit cercano al 1,6% del PIB como consecuencia de “un presupuesto lleno de trampas y falsedades” y “una pésima gestión” del Ejecutivo anterior.

Ruiz Molina ha dado a conocer esta cifra durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales para informar de la ejecución presupuestaria de 2015 y del presupuesto de 2016 de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

Respecto a la ejecución presupuestaria de la Junta en 2015, el consejero ha señalado que su cierre “tiene mucho que ver con la pésima gestión del anterior Ejecutivo” durante el primer semestre del año, así como con el hecho de que se tratara de un presupuesto “lleno de trampas y falsedades”.

La cifra final de déficit con la que cerrará Castilla-La Mancha 2015, que se situará entre el 1,5 y el 1,6% del PIB, coincide con la que Ruiz Molina pronosticó en su comparecencia en el Parlamento autonómico el pasado mes de agosto para explicar la situación económico-financiera de la Junta. El exceso de déficit de entre 0,8 y 0,9 puntos sobre el 0,7% autorizado equivale, en términos absolutos, a 347 millones de euros. Una cifra que resulta de unos ingresos 140 millones inferiores a los estimados y de unos gastos de 250 millones más de lo presupuestado.

Saneamiento del sector público empresarial

Ruiz Molina ha recordado que, como también adelantó el pasado mes de agosto, efectivamente, el sector público empresarial estaba “literalmente en ruinas” cuando el Gobierno de Emiliano García-Page tomó posesión.

Para “corregir la mala gestión del anterior Gobierno” y salvar de la liquidación a estas empresas públicas, el Ejecutivo regional tuvo que llevar a cabo un ambicioso programa de saneamiento del sector público regional por un importe de 340 millones de euros el pasado mes de diciembre.

Mejoran los datos de deuda y pago a proveedores

En relación con la gestión llevada a cabo por el Ejecutivo de García-Page, Ruiz Molina ha resaltado que los últimos datos de deuda reflejan que algunos de los mecanismos puestos en marcha en el segundo trimestre de 2015, como la renegociación de las condiciones crediticias de mayor coste, están dando fruto. Así, la deuda pública de Castilla-La mancha fue la segunda que menos creció durante el año pasado del conjunto de las Comunidades Autónomas.

Por otra parte, una adecuada gestión de la Tesorería ha permitido reducir el periodo medio de pago a proveedores de Castilla-La Mancha hasta 27,87 días. Es decir, la región tarda en pagar a los proveedores la mitad de tiempo en que lo hace la media de las Comunidades Autónomas.

77 millones en Hacienda y Administraciones Públicas para 2016

Tras un importante esfuerzo de contención del gasto administrativo, el presupuesto de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas para 2016 asciende a 77 millones de euros, lo que supone una reducción del 5,6% con respecto al año pasado.

Ese esfuerzo, ha resaltado Ruiz Molina, refleja el compromiso del Gobierno regional de hacer un uso más eficiente de los gastos de funcionamiento de la Administración para aprovechar al máximo los recursos públicos y destinarlos a favorecer la creación de empleo y la recuperación de los servicios públicos.

De acuerdo con estos presupuestos, los retos que llevará a cabo la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas durante el presente año serán vigilar el cumplimiento del déficit en la región, tanto desde el lado del gasto como desde el de los ingresos, con una gestión más eficiente de los recursos tributarios y de los fondos estructurales de la Unión Europea, y negociar un sistema de financiación suficiente para financiar las competencias asumidas por Castilla-La Mancha.

La Consejería se ha planteado también como reto el liberar de cargas burocráticas a los ciudadanos. Al proceso de reducción de cargas tributarias se ha de iniciar ahora un proceso de reducción de cargas burocráticas para facilitar a los ciudadanos sus relaciones con la administración.

También se seguirá la negociación con los sindicatos para continuar la recuperación de los derechos de los empleados públicos y se mejorará el funcionamiento y la tecnología del Servicio de Atención de Urgencias y Coordinación de Emergencias 112 al objeto de dar una mejor respuesta a los ciudadanos cuando se encuentran en una situación de urgencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios