www.lavozdeltajo.com

La importancia de la detección precoz de cáncer de colon y recto

La importancia de la detección precoz de cáncer de colon y recto
Ampliar

El programa de detección precoz de cáncer de colon y recto, puesto en marcha por la Junta, tiene como objetivo detectar esta enfermedad antes de que presente síntomas o una lesión que pueda llegar a ser maligna.

viernes 11 de mayo de 2018, 19:00h

Escucha la noticia

El ‘Programa para la Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto’ puesto en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha está dirigido a mujeres y hombres de entre 50 y 69 años, residentes en nuestra Comunidad Autónoma, que no tengan patología previa de colon y recto ni se hayan realizado una colonoscopia en los últimos cinco años. Este Programa ha permitido detectar un total de 152 tumores malignos en fases precoces, hasta marzo de este año. En abril de 2015 se inició un pilotaje en tres Gerencias (Cuenca, Guadalajara y Talavera).

El desarrollo de este programa se enmarca dentro del compromiso del Gobierno del presidente Emiliano García-Page por fomentar las políticas de prevención y promoción de la salud -el presidente regional anunció recientemente otro similar para el cáncer de próstata-. El programa va destinado a detectar el cáncer colorrectal en sus etapas iniciales en las que tiene un mejor pronóstico, un tratamiento mucho menos agresivo y una supervivencia superior al 90 por ciento. Ya que, desafortunadamente, se trata de un “enemigo silencioso” ya que en muchos casos no da síntomas hasta que la enfermedad está avanzada.

Este el tipo de cáncer de mayor prevalencia en España para la población general, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), por encima del de próstata y del de mama (30.076 y 26.370, respectivamente). Ahora, la buena noticia: es posible curar hasta el 90 % de los casos, pero con condiciones.

DETECCIÓN CON UNA PRUEBA SENCILLA
El Programa de Cribado de Cáncer de Colon está dirigido a hombres y mujeres de entre 50 y 69 años y se realiza a través de un Test de Sangre Oculta en Heces, una prueba sencilla e indolora, que es el primer paso del proceso para detectar un tumor en sus etapas iniciales o las lesiones premalignas que lo originan.

La captación de la población diana se realiza a través de una carta que se envía al domicilio, en la que se explica qué es el programa y qué beneficios tiene. En esta carta se invita a la población de riesgo a acudir a su centro de salud para recoger un kit que incluye el test. Si el test da positivo, se aconseja la realización de una colonoscopia.

¿Cómo puede participar en el programa?
Las personas que están dentro del grupo de edad de alcance del programa (50-69 años) están recibiendo progresivamente una carta de invitación. Si desean participar, deben pedir cita en su centro de salud, una vez hayan recibido dicha carta. Allí le ofrecerán la información necesaria y el kit para la realización de la prueba.

¿En qué consiste la prueba de detección precoz?
Los adenomas o cánceres de colon y recto a veces producen un sangrado que no es apreciable a simple vista. Con la recogida de una pequeña muestra de heces se puede proceder a detectar sangre oculta. Esta prueba no sirve por si sola para diagnostica un cáncer de colon o recto, por lo que según los resultados puede ser necesario continuar con otras exploraciones.

Según los resultados puede precisar una colonoscopia
En 92-93 de cada 100 pruebas realizadas el resultado es negativo (no se ha encontrado sangre en las heces). En ese caso, usted volverá a ser invitado a participar en este Programa en dos años (si aún está en el rango de edad del mismo, 50-69 años).

Si el test de sangre oculta en heces es positivo (se ha detectado determinada cantidad de sangre no visible en las heces) se procedería a realizar una exploración intestinal mediante una colonoscopia, procedimiento del que será informado en la consulta de su centro de salud y para el que será citado en su hospital.

¿En qué consiste la prueba de la colonoscopia?
Se trata de un procedimiento endoscópico que consiste en la introducción de un tubo flexible a través del ano con el objetivo de poder visualizar la mucosa del colon. La colonoscopia suele durar entre 15 y 60 minutos.

¿Cuales son los beneficios de la colonoscopia?
La colonoscopia permite diagnosticar las enfermedades del recto y colon. Al diagnóstico puede llegarse mediante la visualización directa de las lesiones o con la toma de muestras (biopsias) de forma indolora, permitiendo conocer la naturaleza benigna o maligna de las lesiones.

La colonoscopia es muy importante en la detección precoz del cáncer de colon y recto porque la mayoría de estos tumores han sido previamente pólipos que después han degenerado, de tal modo que si se diagnostican, pueden extirparse mediante la colonoscopia y prevenir la aparición de tumores.

La colonoscopia es el único procedimiento capaz de diagnosticar lesiones mucosas superficiales o pequeñas.

¿Tiene molestias y riesgos?
La colonoscopia es un procedimiento invasivo y como tal lleva implícitos riesgos relacionados con la propia técnica endoscópica y riesgos relacionados con la situación vital de cada paciente: diabetes, cardiopatía, hipertensión, edad avanzada, anemia, obesidad,…

Como ocurre con la mayoría de los procedimientos médicos, existe la posibilidad de que surjan complicaciones, como sangrado y perforación. En todo caso, usted estará bajo vigilancia médica y en la Unidad de Endoscopias le indicarán qué debe hacer si nota cualquier molestia inusual tras la misma, que será atendida con todos los medios disponibles.

¿Qué resultados puede dar la colonoscopia?
En caso de que la colonoscopia sea totalmente normal recibirá el informe correspondiente y volverá a ser invitado a participar en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto en un plazo de cinco años.

Si durante la realización de la colonoscopia se detecta algún pólipo casi siempre será posible quitarlo, con lo que se evita la progresión de aquellas lesiones que podrían derivar en un cáncer de colon o recto. Si existen muchos pólipos o son de gran tamaño y no pueden extirparse durante la exploración será citado para continuar con el procedimiento que corresponda.

Si en una exploración se detecta un cáncer y el tamaño y tipo de lesión lo permiten, se procederá a su extirpación en ese momento y solo se precisarán revisiones posteriores. En caso contrario, el cáncer podrá ser tratado según los procedimientos establecidos, teniendo en cuenta el hecho de haberlo detectado precozmente, lo que mejorará el pronóstico y aumentarán las posibilidades de curación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios