www.lavozdeltajo.com

El Arzobispado aparta a un cura imputado por abusos sexuales a una menor en Talavera

Parroquia de San Idelfonso / Google Maps
Ampliar
Parroquia de San Idelfonso / Google Maps
viernes 22 de marzo de 2019, 15:17h

El cura, antiguo secretario de estudios del seminario menor de Toledo en 2004, era director espiritual de un colegio religioso de Talavera, centro donde estudiaba la denunciante.

Los supuestos hechos, desde tocamientos hasta violaciones, tenían lugar periódicamente cada 15 días en la iglesia de San Ildefonso de Talavera de la Reina, de la que era párroco el acusado desde 2009 hasta 2013, según informa El País. El clérigo, José Luis Galán Muñoz era el director espiritual de un colegio religioso de Talavera donde estudiaba la víctima.

La diócesis se ha negado a hacer comentarios "para proteger la intimidad de la víctima y del sacerdote" y no ha especificado qué medidas ha tomado, aunque sí ha detallado a este diario que el acusado ya no está ejerciendo el sacerdocio en una parroquia.

Después de denunciar los hechos ante la justicia, en octubre de 2017, la supuesta víctima escribió una carta al papa Francisco y otra al cardenal Luis Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y adjuntó una copia de la querella. El obispado abrió un proceso canónico contra Galán, aunque no ha precisado la fecha concreta y cuándo tomó las medidas cautelares. En junio de 2018, el vicario general de la diócesis tomó declaración a la supuesta víctima.

La justicia ha tardado dos años y cuatro meses en llamar a declarar a la joven, ahora de 22 años, y espera escuchar al acusado este viernes. Después, la jueza decidirá si abre o no un juicio penal.

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, fue el día en el que la chica ahora de 22 años declaró en el Juzgado de Instrucción Número 4 de Talavera. Allí narró cómo se habrían producido los hechos, indicando que conoció al párroco en el Camino de Santiago y que iba al despacho parroquial a hacer tratamiento espiritual porque estaba pasando unos duros momentos por la separación de sus padres, explica El País.

La denunciante comenzó a sufrir problemas de anorexia y a tener tendencias suicidas desde el mismo año que comenzaron los supuestos abusos.

La joven también relató cómo su madre, tras uno de los ingresos hospitalarios, la llevó a la casa particular de Galán para que, junto con otro sacerdote, le hicieran un exorcismo. "Mi madre y José Luis me dijeron que tenía un demonio dentro y que por eso estaba enferma".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz del Tajo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.