www.lavozdeltajo.com

De andar por casa

¿Ley de Protección de qué? ¡De datos!

miércoles 20 de noviembre de 2019, 12:29h
¿Saben qué les digo? Este es el cuento chino más gordo que nos quieren vender y ¡nos venden! Con la excusa de tener a buen recaudo nuestros datos. ¡Mentira cochina! No solo no los guardan, los venden y trapichean con ellos todo lo que les da la real gana. Y si no, lean la letra pequeña cuando en algún banco o cualquier otra entidad, les dan a firmar el dichoso documento de “ley de protección de datos” que dice así: ….”podrán ser traspasados a otras empresas para publicidad, promociones etc”.

Pero después de esta intro, de lo que verdaderamente quería hablar es de la noticia que hemos escuchado en los últimos días: “El INE rastrea desde hoy los móviles de los españoles….” Y yo me pregunto ¿y eso porqué o para qué? ¿Qué le importa al INE si salgo de casa a comprar, a tomar un café, al médico o dónde me dé la gana?

O más grave aún, los datos de mis hijos, alguno de ellos menor de edad. No me gusta nada y lo digo alto y claro.

Y aquí viene muy a cuento El gran hermano, nooooo el programa de Tv no, el original y verdadero gran hermano, porque el burdel que se retransmite en una cadena televisiva con el mismo nombre, no es a lo que quiero referirme.

El origen del gran hermano se remonta a una historia escrita en la primera mitad del siglo XX y refleja un futuro en el que: “una dictadura totalitaria interfiere hasta tal punto en la vida privada de los ciudadanos que resulta imposible escapar a su control, en la trama de la novela, la ciudad es manejada por un régimen autoritario que controla todo y está dirigido por el Gran Hermano, el líder con figura casi divina que todo lo supervisa y vigila los movimientos de los individuos”

Gran Hermano es uno de los personajes más famosos de la literatura universal. Más precisamente, uno de los protagonistas de la novela “1984” de George Orwell, publicada en 1949.

Pues bien el Gran Hermano (según Orwell) es la encarnación de los ideales de un partido único y todopoderoso que vigila sin descanso y da la sensación de omnipresencia. La enigmática figura, que se comunica por medio de pantallas gigantes de televisión, suple a todo personaje político: es comandante, guardián de la sociedad, juez supremo o presidente etc. (art. m1 minutouno.com)

¿Les suena a algo? ¿Por qué tengo la sensación que el INE va a actuar sobre mi vida y la de todos los españoles como el Gran Hermano de Orwell? Vigilando los pasos que demos y los movimientos que hagamos las 24 horas del día, algo a lo que no tiene derecho sobre mí, ni mi padre (por usar una expresión llana)

Y no es que sea yo una desquiciada que vea conspiraciones por doquier, es más, siempre me han parecido de personas algo trastornadas, pero estoy empezando a creer en ellas, en las conspiraciones digo, al menos por esta vez, porque esto del INE no tiene ni pies ni cabeza y no solo no me hace ni pizca de gracia, es que me cabrea un montón.

En una de las noticias, explicaban que era para saber más a fondo las necesidades, que si habría que mejorar una carretera en tal sitio, o un hospital en tal otro…chorradas y más chorradas.

¿Acaso no conocen todas las deficiencias que existen por medio de infinidad de quejas que se transmiten por cantidad de medios, ya sean de comunicación, redes sociales etc? ¡Pero si estamos en un momento de la historia en el que todo se conoce al segundo de suceder!

En cuanto alguien conoce el más mínimo detalle susceptible de ser publicado #lopubliqué  casi podríamos cambiar la definición de segundo como: el tiempo que transcurre en suceder una cosa y aparecer en las redes sociales.

Un socavón en la carretera, grabo un vídeo plantando flores y “trending topic” ya sabe toda España lo mal que está ese tramo en Galicia….y así con todo.

Y vienen éstos del INE a engañarnos como si fuéramos niños de 5 añitos.

¿Y los jueces? ¿Han autorizado esto? ¿Y los medios de comunicación también están de acuerdo? Solo dan la noticia y ¿ya está? ¿Porque sea el INE tiene derecho?

Me acojo al art. 19 de la Constitución: libertad de movimiento; y al 18: derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Punto 2. El domicilio es inviolable…el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas.

AAAhhhhhhhhh, ¿Nadie dice nada? ¿Nadie se queja? ¿Nadie protesta? Lo siento pero yo SÍ

Que me diga alguien que firme para que mis datos estén protegidos, ME PARTOOO jajajajajajaja.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios