www.lavozdeltajo.com

Carta del Director

Controversias

En recuerdo a Mª Ángeles Santos

viernes 24 de enero de 2020, 14:22h

Cuando a las 8:00 de la mañana de este 23 de Enero un buen amigo te hace comenzar el día con un 'Felicidades!' uno piensa en las amarguras y alegrías que proporciona esta profesión dedicada a la comunicación.

San Francisco de Sales es hoy celebrado como patrón de escritores y periodistas. Hoy, tan sólo cuatro días después de conocer que mi compañera, periodista de raza, Mª Ángeles Santos se ha ido para siempre. 'Controversias' fue su primera obra y no hay nada más controvertido que la comunicación, sobre todo a la vista de lo mal tratada que está la profesión en los últimos tiempos.

Es posible que por culpa de la facilidad de crítica de cualquier usuario de las redes sociales o porque criticar es gratis o, quizá, porque la profesión política se ha autoinstalado en el rincón contrario con intención de 'mantener' a raya a esos perennes críticos llamados medios de comunicación.

Tan importantes son, hoy, periodistas y comunicadores como las propias empresas mediáticas. Sin todos ellos el mundo sería diferente, mucho peor.
Hace tiempo lo comentaba con un concejal: cuánto se echan de menos los medios cuando se pierde su independencia, cuando la dictadura no deja paso sino a la censura, a las crónicas partidistas, a las noticias sesgadas...

Aún en este siglo XXI la censura y el desprecio a los medios, por parte de algunos, sigue presente en mil formas y maneras pero la única posibilidad de potenciar nuestra libertad es valorar a los medios de comunicación, a sus comunicadores (porque la información, si no se comunica, no existe) y a la diversidad de opinión.

El periodismo genera pensamiento, crítica y opinión en ámbitos (como el político) en que, de otro modo, quedaría inhóspito al común de los ciudadanos pese a ser ámbitos donde se decide gran parte de su vida diaria. El periodismo acerca el mundo a todos y sirve para conocerlo y, quizás, hasta para intentar cambiarlo.

Por todo ello doy gracias a mi familia y a los cientos, miles, de amigos, lectores, clientes grandes y pequeños, los cuales permiten que la verdad y la libertad de pensamiento, a través de medios como el que me honro en dirigir, siga siendo sustento vital para una sociedad cada vez más enrarecida.

Gracias por dejarme (dejarnos) seguir comunicando.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios