www.lavozdeltajo.com

Detenido un hombre que le fracturó la nariz a un taxista en Albacete durante una discusión

Por una discusión.
Ampliar
Por una discusión.

Y un joven que provocó dos incendios en el interior de los edificios en los que se refugió

martes 04 de febrero de 2020, 14:00h
Agentes de la Policía Nacional de Albacete han detenido a un varón como presunto autor de un delito de lesiones, por haber fracturado a la víctima los huesos de la nariz. Según una nota de prensa de la Comisaría Provincial de Policía de Albacete, la víctima, taxista de profesión, denunció los hechos el pasado día 19 de diciembre. Al parecer, esa tarde, mientras circulaba con su taxi por una céntrica calle de Albacete, un individuo que circulaba en un ciclomotor junto a una chica, empezó a increparle e insultarle mientras golpeaba su vehículo, llegando a ponerse a la altura de la ventanilla, donde dobló el retrovisor. Ante tal actitud, la víctima bajó de su vehículo para pedirle explicaciones, a lo que el agresor respondió con varios puñetazos que le impactaron en la cara y le causaron una fractura de los huesos de la nariz. Acto seguido, el conductor del ciclomotor, se marchó del lugar. La colaboración ciudadana ha sido imprescindible en la resolución de estos hechos, ya que una testigo de la agresión aportó diversos datos del agresor. Gracias a estos datos, y como resultado de diversas gestiones e indagaciones realizadas por la Policía Nacional, el presunto autor de los hechos ha sido identificado, localizado y detenido.

En Toledo

La Policía Nacional ha detenido en Toledo a un varón de 42 años de edad como presunto autor de un delito de daños, hecho que cometió el pasado 12 de enero de 2020 cuando provocó dos incendios en los edificios en los que se refugió. La investigación policial, iniciada a raíz de tener conocimiento de ambos incendios, permitió averiguar que estaban relacionados y que fueron provocados por la misma persona. Al parecer, el domingo 12 de enero, cuando el presunto autor regresaba a su domicilio sobre las seis de la madrugada, se percató de que no llevaba consigo las llaves de su vivienda. Por este motivo, se dirigió al domicilio de un amigo con la intención de dormir en su casa, si bien no consiguió acceder, por lo que se refugió en el rellano del último piso del edificio. Todo parece indicar que una vez allí, y como consecuencia del frío, decidió encender un primer fuego, aprovechando para ello los objetos que pudo encontrar en el mismo rellano. Los mismos vecinos, alertados por el humo, acabaron con el incendio de pequeñas dimensiones. Poco después, se repitieron hechos similares en un portal muy próximo al primero, en el que precisamente reside el detenido, quien subió hasta el rellano del último piso donde se cobijó y prendió fuego nuevamente. Este segundo conato de incendio fue sofocado de manera inmediata por el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Toledo. Aunque ninguno de los dos fuegos causaron heridos, el presunto autor tendrá que responder ante la Autoridad Judicial de los daños causados en ambos portales, donde se vieron afectadas las paredes y la centralita del cableado de televisión.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios