www.lavozdeltajo.com

Cómo preparar a nuestra mascota para la llegada de un bebé

Cómo preparar a nuestra mascota para la llegada de un bebé
Ampliar

En España hay veinte millones de mascotas censadas, pero esta cifra ni siquiera se acerca a la realidad, porque muchas de ellas no están empadronadas ni tienen microchip.

jueves 20 de febrero de 2020, 10:41h
La llegada de un bebé en el hogar supone una revolución, implica grandes cambios para todos los miembros de la familia, incluidas las mascotas. En España hay veinte millones de mascotas censadas, pero esta cifra ni siquiera se acerca a la realidad, porque muchas de ellas no están empadronadas ni tienen microchip. Por lo tanto, muchos de los bebés que vengan al mundo en este país tendrán muchas posibilidades de convivir con una mascota, lo que supondrá para ellos muchísimas ventajas tanto físicas como psicológicas, pero hay que prepararse adecuadamente para que todo salga según lo esperado.

Según los expertos de la tienda online de salud y belleza líder en España, que también tiene una línea especial para mascotas, www.nutritienda.com, todo son ventajas, los niños que conviven con gatos y perros tienen menos otitis (un 50 % menos), menos síntomas o infecciones del tracto respiratorio (un 30 % menos), desarrollan menos alergias, y aquellos que están en contacto con tres animales o más solo tienen un 21 % de probabilidades de padecer alguna alergia frente al 48 % de riesgo que tenían los niños que no conviven con mascotas.

En cuanto a los beneficios psicológicos y sociales que las mascotas aportan a los niños se encuentran también una mejor socialización, mayor empatía e inteligencia emocional, compasión o adquisición temprana de responsabilidades, entre otros. La crianza junto a una mascota educa a los pequeños en los procesos vitales, en la amistad, la solidaridad y otros valores prosociales.

Pero para que todos estos beneficios se aprovechen al máximo, hay que educar a la mascota (o mascotas) adecuadamente y prepararla para la llegada del bebé. Nutritienda.com recomienda seguir una serie de pasos desde que se conoce la noticia hasta que se hace la presentación formal de los que serán, sin duda, grandes amigos:

Crear lentamente un buen nido
El nacimiento de un bebé conlleva una serie de cambios drásticos en la idiosincrasia de los hogares: cambian los horarios, la alimentación, las pautas de higiene o la seguridad de los espacios, y todas esas variaciones afectarán también a las mascotas. Al igual que los padres pasan el tiempo de la gestación preparando todo para el gran momento, las mascotas también necesitarán un tiempo previo de adaptación; por eso, es importante que, mucho antes del nacimiento, ya se incorporen las nuevas rutinas de horarios o se delimiten las zonas en las que el animal pueda o no pueda estar. También, sería recomendable empezar poniendo grabaciones del llanto de un bebé de vez en cuando mientras se estimula positivamente a la mascota, con el fin de que se acostumbre al sonido y no le suponga un estímulo aversivo. Lo ideal es ir aumentado poco a poco la intensidad del volumen para que el proceso de adaptación sea más llevadero.

Objetos prohibidos
Los juguetes de los bebés y de las mascotas no son tan diferentes. Un perro o un gato que vive en un hogar cariñoso y atento a sus necesidades tendrá un montón de objetos coloridos y suaves que masticar o arañar. A pesar de que los estudios demuestran que los microbios que aportan las mascotas son muy beneficiosos para que el sistema inmunológico de un niño se desarrolle adecuadamente, tampoco hay que permitir que el perro mastique los juguetes que están en la cuna del bebé. Por lo tanto, es recomendable comprar algunos juguetes para el pequeño durante los meses previos y enseñar a nuestra mascota que no debe jugar con ellos. Además de por motivos de higiene, este aprendizaje será útil también para la economía familiar, porque los juguetes para bebés son bastante menos económicos que los juguetes para mascotas.

Los buenos olores
El olfato de los seres humanos está infradesarrollado en comparación con el de un gato o un perro. Los productos de higiene de bebés tienen olores característicos que también supondrán un cambio en la vida del animal. Por eso, conviene acostumbrar a la mascota a los nuevos olores utilizando algunos productos que se usarán más adelante; eso ayudará a que el animal se adapte a diferentes aromas.

El ajuar del bebé
Los niños no vienen realmente con un pan debajo del brazo, pero sí con un carrito, una cuna, un cambiador, un cuco... y cuanto antes se compren todas estas cosas, más sencillo será para la mascota adaptarse a esos artilugios y aprender a respetarlos. Hay que dejar que la mascota los huela, los conozca y los integre dentro de los objetos que forman parte de su hogar.

Repasar lo básico
Una de las recomendaciones en las que los expertos de Nutritienda.com hacen hincapié es la de afianzar con tiempo las pautas educativas de la mascota. Antes del nacimiento de un bebé, puede que no resultara especialmente relevante si el perro tiraba más o menos de la correa al pasearlo, si sabía esperar sentado y tranquilo fuera de un comercio hasta que su propietario saliera, si saludaba a las personas con demasiado énfasis poniéndose a dos patas, etc. O tal vez se permitiera que el gato se afilase las uñas en cualquier parte o que fuese arisco con los extraños... Pero, a partir del nacimiento del bebé, estas cuestiones sí van a tener una importancia mayúscula, por lo que el momento de adquirir y afianzar esas habilidades es antes y no después. Un adiestrador puede ser un gran aliado si la mascota es especialmente rebelde o el propietario no tiene mucho tiempo para la educación.

No al abandono
España es uno de los primeros países europeos en abandono de animales. Este horrible ranking revela unas cifras desoladoras: solo en 2018 se recogieron en las protectoras 104.688 perros y 33.719 gatos (y estos últimos ni siquiera suelen llegar a los refugios, sino que la mayoría de ellos se quedan en la calle). La llegada de un bebé no debe ser excusa para deshacerse de un miembro de la familia porque, siguiendo las pautas apropiadas, que niños y mascotas crezcan juntos tendrá muchos más beneficios que desventajas. Incluso el gran fantasma de la toxoplasmosis que a tantos gatos deja sin hogar de la noche a la mañana es fácilmente evitable con unas sencillas normas de higiene que el ginecólogo podrá aconsejar.

El día D
Cuando por fin llega el momento de la presentación, es importante que los padres mantengan una actitud tranquila y segura. El animal debe poder oler al pequeño, por supuesto de una forma controlada. Demasiado entusiasmo puede hacer que tanto mascota como bebé acaben asustándose y, por eso, el papel de los padres como guías relajados es esencial para que todo salga a pedir de boca. Si al principio el animal se emociona demasiado, se puede evitar que se abalance sobre el bebé dejando que primero olisquee su ropa usada o sus objetos para hacer el acercamiento más paulatino. Lo que sí es importante para que el animal se sienta integrado y no adquiera conductas de celos es que se le permita en todo momento ser parte de la vida del niño, aunque sea, en principio, como mero espectador.

Noelia Suarez, directora de comunicación de Nutritienda.com, ha dicho: “Convivir con un animal siempre resulta enriquecedor, educativo, divertido y terapéutico. Los bebés que empiezan la vida con una compañía tan beneficiosa están de suerte, pero desde Nutritienda.com aconsejamos seguir estas pautas que harán la llegada del bebé más llevadera para todos.”
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz del Tajo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.