www.lavozdeltajo.com

LUTO TAURINO | Fallece el maestro talaverano Raúl Sánchez

El maestro Raúl Sánchez en la Plaza de Toros de Talavera
El maestro Raúl Sánchez en la Plaza de Toros de Talavera (Foto: Miguel Martínez Camacho)
jueves 30 de julio de 2020, 00:19h

Poco antes de las once de la noche de este miércoles 29 de julio de 2020 fallecía en Talavera de la Reina el maestro matador de toros talaverano Raúl Sánchez a los 79 años de edad.

Una larga enfermedad que venía padeciendo desde hace tiempo nos lo ha arrebatado.

Raúl Sanchez Herrero nació San Román de los Montes en 1940 pero siendo un niño, con sólo 7 años, marchó a Talavera en compañía de un hermano. En la Ciudad de la Cerámica creció hasta marchar a Madrid, donde trabajó en varios empleos hasta hacerse torero.

En el año 1971 tomó la alternativa en la plaza de Talavera de la Reina de manos de Angel Teruel para emprender su carrera en el mundo del toro donde siempre derrochó valentía y oficio hasta retirarse, de nuevo en 'su ciudad' en 1989.

El mejor de sus años como matador fue 1974 en el que, el 1 de octubre, tuvo que matar en Las Ventas –por percances de sus compañeros de terna– cinco morlacos de distintas ganaderías y la imagen al término de la corrida dio la vuelta al mundo pues parecía más un soldado que volvía de la guerra que un torero habiendo acabado el festejo. Más de 50 tardes hizo el paseíllo en la plaza madrileña Raúl Sánchez.

En una crónica de Joaquin Vidal para El País el 2 de octubre de 1979 encontramos estas palabras para su faena en Las Ventas:

"Felipe de Santiago, apodado El Lupas, de nuevo el domingo dijo desde su localidad del siete, a pleno pulmón, las dos frases más acertadas que se escucharon en la corrida. Una de ellas fue para Raúl Sánchez: «¡Olé los toreros honrados!» Estamos de acuerdo. Pero yo aún habría ido más lejos, suprimiendo el adjetivo: ¡olé los toreros!, o ¡Raúl Sánchez, torero! Con todas las consecuencias".

Y es que, como muchos entendidos siempre dijeron, "muy poquitos se atrevían con lo que se atrevía él".

Entrañable como pocos, siempre tenía una sonrisa y una buena palabra para quienes estaban cerca y mostraba su sabiduría campera a borbotones forjada por miles de jornadas entre los animales y el campo.

Las redes sociales se han llenado de mensajes de condolencia como los que aquí les ofrecemos, sobre todo del mundo taurino.

Desde abril de 2015, los Jardines del Prado honran su figura con un busto como uno de los grandes maestros taurinos de nuestro país.

Desde La Voz del Tajo, medio al que siempre demostró especial cariño el maestro, nos unimos al dolor de sus familiares y amigos.

Decansa en Paz, torero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios