www.lavozdeltajo.com

¿LO SABÍAS?

La mentira como clave para el desarrollo de la mente infantil

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Un psicólogo asegura que de esta forma “mejoran sus calificaciones en pruebas de funcionalidad y teoría de la mente”

domingo 16 de enero de 2022, 16:30h

Los niños comienzan a mentir desde los dos años de edad, es decir, 18 meses antes de lo que hasta entonces se había pensado. Así lo descubrió Kang Lee, psicólogo infantil y director de una investigación llevada a cabo para estudiar el funcionamiento de la mente infantil en torno a las mentiras.

El síndrome del 'niño hiperregalado', te contamos las consecuencias

Leer más

Según Lee, el hecho de que este mecanismo se desarrolle tan pronto posiblemente tenga que ver con los juegos de estimulación temprana a los que se les acostumbra, ya que éstos empiezan a estar capacitados a la hora de realizar juegos interactivos y ejercicios en los que desempeñan algún rol.

Pero esto no significa que sea malo, es más, el psicólogo asegura que aquellos padres que descubren a su hijo de 2 o 3 años mintiendo no debería enfadarse, ya que de esta forma “mejoran sus calificaciones en pruebas de funcionalidad y teoría de la mente”.

Los niños y niñas tienen una habilidad especial para adornar los hechos, o cambiarlos, sin que otra persona se de cuenta de que es mentira. Pese a la inocencia, nadie mejor que ellos para construir una realidad paralela a cualquier suceso y difundirla como la realidad misma.

Aunque, por lo general, estas mentiras suelen denominarse “mentiras blancas”, ya que tienen que ver con la pureza que representan y poseen, ese espíritu novato que desconoce las posibilidades de la maldad y que suele mentir con buenas intenciones.

Socialmente está establecido como algo malo, sin embargo, la mentira resulta una parte importante en el desarrollo de los niños, y esto tiene que ver con las fases de desarrollo de la conciencia.

AÑOS CLAVE PARA LA MENTE

A los tres años la mentira se considera intencional, ya que es normal que su cerebro llegue a confundirse con la información externa divagando por su imaginación, la fantasía y la realidad.

Entre los 3 y los 6 años la mente tiene una mezcla de imaginación y realidad que esta crea intencionalmente, y con la que el niño puede reforzar su diversión.

A partir de los 7 años, comienza a aparecer la intencionalidad de los actos de una manera más consciente, lo que también incluye a las mentiras. Ya han aprendido que con ellas pueden obtener algún beneficio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios