www.lavozdeltajo.com

¡IMPRESIONANTE!

Esta es la réplica de la Basílica del Prado hecha con plata

Esta es la réplica de la Basílica del Prado hecha con plata
Ampliar

Un trabajo realizado desde cero por José Luis Rodríguez, quien nos cuenta todos los detalles sobre el proceso

miércoles 07 de septiembre de 2022, 19:30h

José Luis Rodríguez ha estado durante años trabajando en una réplica en miniatura de la Basílica del Prado en plata y La Voz del Tajo ha podido hablar con él para que nos cuente cómo surgió todo.

La historia se retoma a 1968, cuando con 13 años el talaverano empezó a trabajar como aprendiz en una joyería de la Ciudad de la Cerámica, en la que ha estado trabajando hasta el 2019, año en el que se jubiló y cerró la tienda. “Mi maestro era como mi padre”, asegura a nuestro medio.

En esos tiempos, Don Manuel —el que era sacerdote en la Basílica— les decía si podían ir a arreglar la corona de nuestra patrona, la Virgen del Prado.

Fue en el año 1990 cuando José Luis Rodríguez recibió un regalo de parte de Don Manuel: un plano de la Basílica. En ese momento comenzó a hacer una réplica en marquería.

“Luego me pregunté a mi mismo: ¿serías capaz de hacerla en plata? A lo que me propuse ese reto y dije que iba a intentarlo”, narra el talaverano. Un trabajo muy complicado que le llevó desde ese año 1990 hasta el 2012, cuando la terminó.

EL PROCESO

La réplica tiene unas medidas de 46 x 18 x 43 de alto y está hecha completamente a mano, desde cero, pieza por pieza.

“Para mi la Basílica del Prado y nuestra patrona es muy importante”

Realizó un total de tres réplicas en marquería para sus nietos y una de ellas se la quedó él, pero la pieza en plata es única y sólo existe esa.

“Es un trabajo de muchos años y es muy complicado a la hora de manipular la plata, ya que con el fuego se retuerce y es un metal que se curva en cuanto tiene contacto con temperaturas tan altas”, narra a La Voz del Tajo.

Cuenta que durante al menos 8 años estuvo trabajando a ratos en ella y que sus hijas le animaron a acabarla, “me daba miedo seguir, no es lo mismo la joyería que la orfebrería, las herramientas no son las mismas y es más complicado”.

José Luis Rodríguez nos confiesa que lo que más difícil le ha resultado a la hora de hacer esta réplica son los laterales ya que “son muy largos y al dar fuego y hacer las tejas se me doblaba todo, tenía que sujetarlo cuando soldaba para que no se me fuese para un lado y para otro”, afirma, “las tejas también han sido muy complicadas ya que las he tenido que hacer una por una”, ha continuado diciendo.

“Ha sido muy complicado pero ahora estoy muy orgulloso del trabajo que he hecho”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios