www.lavozdeltajo.com
Desmantelados dos puntos de venta de droga en Magán donde un clan familiar se dedicaba al tráfico de cocaína y heroína

Desmantelados dos puntos de venta de droga en Magán donde un clan familiar se dedicaba al tráfico de cocaína y heroína

Distribuían las sustancias estupefacientes en dos de los pisos que tenían alquilados, en torno a los cuales realizaban vigilancias y en los que habían instalado cámaras de seguridad para detectar la presencia policial

martes 25 de noviembre de 2014, 19:32h
Agentes de la Policía Nacional han desmantelado dos puntos de venta de droga donde un clan familiar, afincado en la localidad toledana de Magán, se dedicaba al tráfico de cocaína y heroína. Los agentes recibieron varias denuncias donde los ciudadanos alertaban de la existencia de una organización que vendía droga en el municipio toledano de Magán. Distribuían las sustancias estupefacientes dos pisos que tenían alquilados en torno a los cuales realizaban vigilancias y en los que habían instalado cámaras de seguridad para detectar la presencia policial. En la operación han participado la Unidad de Guías Caninos y agentes adscritos al G.O.I.T. de la Policía Nacional, con el apoyo de la Policía Local de Magán.

La investigación comenzó el pasado mes de julio, cuando los agentes recibieron varias denuncias anónimas donde los ciudadanos alertaban de la presencia de una organización que podía estar vendiendo sustancias estupefacientes en el municipio toledano de Magán.
Droga a cambio de objetos robados

Las pesquisas de los agentes, que contaron con la colaboración de la Policía Local de Magán, permitieron determinar la existencia de cuatro viviendas en este municipio ocupadas por diferentes miembros de una misma familia, que se dedicaban al tráfico de sustancias estupefacientes. Al parecer, utilizaban dos de esas viviendas para distribuir cocaína y heroína en toda la provincia de Toledo, estupefacientes que en ocasiones eran adquiridos, presuntamente, a cambio de con objetos robados. Además, el clan familiar había establecido vigilancia constante en el entorno de los dos puntos desde los que distribuían la droga, y habían instalado un sistema de cámaras de seguridad para detectar la presencia policial en la zona.

Sin ocupación laboral

Avanzada la investigación, los policías identificaron a los seis componentes de la organización. Ninguno de los miembros del clan contaba con ocupación laboral alguna, sin embargo, estaban al día en el pago de los alquileres de los pisos que ocupaban y habían adquirido un vehículo recientemente.

Finalmente, los agentes detuvieron a todos los miembros del grupo y realizaron cuatro registros domiciliarios, en los que se incautaron de 170 gramos de cocaína así como heroína y hachís, casi un kilogramo de sustancias destinadas al corte de la droga, útiles para la manipulación del estupefaciente, alrededor de 4.000 euros en efectivo, un vehículo, un machete de grandes dimensiones, varios teléfonos móviles y electrodomésticos respecto de los cuales se están practicando gestiones para determinar su procedencia, presuntamente ilegal.

La operación ha sido realizada por agentes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial, Seguridad Ciudadana y Policía Científica, la Unidad de Guías Caninos (CGSC) y el GOIT (Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas del Servicio de Automoción).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios