www.lavozdeltajo.com

Crónicas Políticas

Votar y exigir cambios

Votar y exigir cambios

jueves 23 de junio de 2016, 10:28h
Según la encuesta del CIS, que es la más seria de cuantas se publican, más de un 32% de los españoles que van a votar, no saben a quien lo van a hacer. De este 32%, el 26% tiene entre sus opciones al PSOE.

Según la encuesta del CIS, que es la más seria de cuantas se publican, más de un 32% de los españoles que van a votar, no saben a quien lo van a hacer. De este 32% el 26% tiene entre sus opciones al PSOE.


Esto supone que aproximadamente tres millones de electores duda entre votar al PSOE o a cualquier otro partido. La campaña electoral se antoja decisiva para que al final los indecisos se decanten por un partido u otro. De ahí que resulte extraño que los partidos que más se juegan hagan campañas tan insípidas, tan alejadas de los nuevos tiempos y tan ancladas en viejas fórmulas que poco tienen que ver con lo que el electorado más reflexivo espera.


Candidatos que llevan décadas en cartel, es un factor que a muchos provoca gran rechazo. De hecho entre esos indecisos hay quien duda entre votar a un partido u optar por el voto en blanco o nulo, como protesta hacia los candidatos de su circunscripción. Es decir, son votos potenciales del partido, pero ante la imposición de candidatos malos, prefieren no votar.
Es sin duda un problema grave que tienen los viejos partidos cuya maquinaria resulta lenta y chirriante. Pero también es un problema grave del sistema electoral que habrá que afrontar sin remisión de forma contundente y ambiciosa.


La gente está harta de tener que votar listas cerradas donde los dirigentes de los partidos, imponen candidatos por intereses internos. Ver como una y otra vez repiten candidatos cuya labor parlamentaria a favor de su circunscripción se antoja pobre o nula, y que son absolutos desconocidos aunque lleven años con cargo, es algo que provoca rechazo.


No obstante en estas elecciones, ante la disyuntiva de apoyar al partido en el que se cree, con su programa y su equipo dirigente, o no votarlo por aversión a la lista presentada en la circunscripción, la respuesta solo puede ser una: Confiar plenamente en que las cosas cambiarán y apoyar al partido en el que se confía. Por desgracia la opción de no votar o hacerlo en sentido contrario o nulo, supone que puedan ganar otras opciones que nos resultan rechazables. Mientras las cosas estén como están, h ay que votar al conjunto y dejar de lado las miserias provinciales. Tiempo habrá para cambiarlo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios