www.lavozdeltajo.com

Condenado a 5 años de cárcel por agredir a una persona en una discoteca

Condenado a 5 años de cárcel por agredir a una persona en una discoteca
Ampliar
viernes 17 de enero de 2020, 19:36h
La sección segunda de la Audiencia Provincial de Albacete ha condenado a un hombre acusado de un presunto delito de intento de homicidio ocurrido en Almansa a cinco años de prisión y a una indemnización por las heridas y secuelas a la víctima en 19.472,18 euros. A él, y otros dos acusados más, se les condena también a 360 euros de multa a cada uno y una indemnización conjunta en 1.729,94 euros por las lesiones a una segunda víctima a la que agredieron.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge como hechos probados que acusados y víctimas estaban en una discoteca de Almansa sobre las 6.00 horas del 23 diciembre de 2017, donde los segundos estaban con más compañeros celebrando una cena de Navidad.

En un momento dado se inició una discusión entre los tres acusados con las víctimas, que eran padre e hijo, y les propinaron golpes a ambos en forma de patadas y puñetazos, teniendo que intervenir el portero de la discoteca para que cesara dicha agresión.

Como consecuencia de esta agresión, el padre sufrió lesiones diversas en la cara y policontusiones, de las que tardó en curar 20 días, siendo siete de ellos impeditivos.

Momentos después, uno de los acusados cogió una botella de vidrio en el exterior de la discoteca, la rompió contra un bolardo, y accedió al local con ánimo de atentar contra el hijo.

Entonces, le propinó un fuerte golpe en la cabeza, y esgrimió un arma punzante que portaba intentando agredirle en el pecho, aunque el agredido consiguió zafarse del agresor y pararlo con el brazo.

La víctima sufrió lesiones que requirieron sutura con grapas en parietal izquierdo, herida incisa en la mano izquierda con sección parcial del extensor y herida en el dorso muñeca izquierda, que tuvo que llevar inmovilizadas con férula durante 45-60 días, seguidos de rehabilitación.

Tardó en curar un total de 164 días impeditivos, estando uno de ellos hospitalizado siendo considerado por el médico forense como pérdida temporal de calidad de vida grave.

El procesado ha estado privado de libertad por esta causa desde el día 30 de diciembre de 2017, fecha en la que fue detenido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios