www.lavozdeltajo.com

ARTE

Un museo en casa gracias al diseñador Manuel Cáceres

Un museo en casa gracias al diseñador Manuel Cáceres
Ampliar

Eusebio de las Heras fue el encargado durante años de plasmar en cerámica los dibujos del conocido diseñador en su taller de Puente del Arzobispo

Por Irene González Moreno
sábado 26 de junio de 2021, 18:40h

Desde este jueves 24 de junio se puede visitar en el Museo de Cerámica Ruíz de Luna de Talavera de la Reina la exposición: ‘Las aventuras de Milú’, el perro de Tintín. En dicha exposición se pueden contemplar varias piezas del diseñador Manuel Cáceres en una colección particular.

‘Las aventuras de Milú’, el perro de Tintín, en el Museo Ruiz de Luna

Leer más

Eusebio de las Heras Martín fue el encargado durante años de plasmar en cerámica los diseños de Manuel Cáceres. Desde La Voz del Tajo hemos charlado con Gustavo, hijo de Eusebio, el cual nos ha dado detalles sobre cómo fueron aquellos años.

“Manuel llegó al taller de mi padre porque quería hacer unos diseños exclusivos. En ese momento se pusieron a trabajar con unos lienzos y unos diseños propios que él traía y lo plasmaron en la cerámica”, explica Gustavo.

Eusebio hacia esas piezas exclusivamente para Manuel, ya que no las puso en venta, sin embargo, gracias a Manuel y a un socio se pudieron exponer en museos como el Reina Sofía. “Algún personaje famoso nos decía que le había comprado algún artículo de esos. Alaska tiene el gato Félix”, comenta como anécdota Gustavo.

UN MUSEO EN CASA

“Como mi padre no lo sacaba a la venta, todas las muestras o proyectos que hacia se lo quedaba. Tenemos vajillas, lámparas, cuadros… diseñados por Manuel Cáceres”, aclara Gustavo.

“No hace mucho vi en una empresa un cuadro de Manolo Cáceres. Él decía que tenía un taller en Puente del Arzobispo, pero no decía el nombre por el acuerdo con mi padre, de que solo era para él”, explica Gustavo y añade que muchas cosas solo se distribuían en museos o amistades.

Una historia con más de 30 años, que Gustavo recuerda de manera muy especial: “Manuel era muy majo, muy educado y trabajaron muy bien. Era una cosa distinta, esos diseños no los ves. Se abrió a otros mercados y ahora nos llega a Talavera después de 30 años”.

Hace 23 años que Eusebio tuvo que dejar su taller tras toda una vida debido a una enfermedad. “Desde ese momento ya no volvieron a trabajar nada juntos, pero la amistad sigue ahí”, finaliza Gustavo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios