www.lavozdeltajo.com

SUPERACIÓN

La historia de María Salvo que tuvo parada en Talavera con Alberto Contador

La historia de María Salvo que tuvo parada en Talavera con Alberto Contador
Ampliar

Enfermera y piloto de rallies, creó un proyecto con el que recorrió los 600 kilómetros entre Madrid y Lisboa en homenaje a su hermana fallecida

domingo 11 de julio de 2021, 12:00h

La joven de 24 años, enfermera y copiloto de rallies, ha realizado un gran reto extremo a su corta edad: recorrer los más de 600 kilómetros que separan Madrid y Lisboa en bicicleta y en tan solo tres días.

El mejor autocross sitúa a Talavera como centro de la competición en España

Leer más

El reto no solo presentó un gran esfuerzo físico, sino también mental, en lo que influye que, el lugar de destino, Lisboa fue elegido deliberadamente. En octubre del pasado 2020, María perdió a su hermana, Laura, con la que compartía la pasión por los rallies, en un accidente en el Rally Vidreiro-Centro, a la temprana edad de 21 años. Ambas hermanas se encontraban competiendo en el mismo campeonato.

María homenajea, combinando ciclismo y automovilismo, a su hermana Laura a través de este reto. La idea del proyecto surge, como cuenta la propia Salvo en una entrevista para el canal de Youtube Rallycast, a la que ha tenido acceso La Voz del Tajo, en relación a los planes de futuro que tenían ambas hermanas de realizar un triatlón, recuperando la idea con su entrenadora Diana, eligiendo Lisboa como meta final “para quitarse esa espinita clavada” de que no quería ir a Portugal tras lo ocurrido.

El proyecto contó con la participación de Aurum y Suzuki, a lo que María destacó que “el hecho de que Aurum entrara en el proyecto también hizo que yo quiera plantearme grandes cosas en la bicicleta”. “Las marcas que tenían a mi hermana en su equipo se han volcado al 100%, y esto ha dado vida al proyecto”, destaca Salvo.

DEPORTE COMO REFUGIO

El deporte siempre fue un refugio para Salvo, y quiso destacar la idea en relación al proyecto, y cómo ha tenido que superar duras rutinas de deporte para poder afrontar la carrera entre España y Portugal. “Con todo lo de mi hermana, me refugié mucho en el deporte. Cuando tenía un día malo, pues me iba a correr o en bici, y esa era mi forma de desconectar”. “El deporte es muy agradecido, y cuanto más lo practicas, más te apetece a hacer”, asegura la joven de 24 años.

DE PASO POR TALAVERA JUNTO CON ALBERTO CONTADOR

El gran reto de María Salvo tuvo su parada por la Ciudad de la Cerámica, ciudad intermedia entre Madrid y Lisboa. “Hicimos un avituallamiento por esa zona”, señala la joven que reside en Barcelona.

De igual manera, el proyecto en homenaje a Laura Salvo contó con la participación sorpresa, para el resto de los participantes, del ciclista Alberto Contador, el cual prestó a María su bicicleta para recorrer los 600 kilómetros. “Cuando lo vimos, aunque yo lo sabía, me llevé más sorpresa que el resto”, asegura.

PRÓXIMOS RETOS Y REFLEXIÓN SOBRE EL PROYECTO

Tras este proyecto, el cual obtuvo una gran movilización por parte de la gente, María cuenta que no tiene, por ahora, ningún proyecto próximo. “Sí tengo en la cabeza hacer un triatlón, si he hecho todo esto en seis meses, por qué no voy a poder hacer esto. Seguro que entrenando un año podría hacer un ironman. No me he puesto una fecha, pero me lo he planteado”, señala la joven.

Sobre la pérdida de su hermana, Salvo resalta que ella no culpa a los rallies de lo ocurrido a su hermana, ya que “ella estaba haciendo lo que le gustaba”. “Por ahora solo tenemos una vida, y hay que aprovecharla. Si me toca a mí mañana, por lo menos que haya disfrutado y haya hecho lo que me gustaba”. También destaca que su hermana “estaba disfrutando, estaba en un buen momento de su carrera deportiva y ella estaba ahí siendo ella”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios