www.lavozdeltajo.com

TOLEDO

Las obras en la TO-23 podrían terminar entre marzo y abril

Las obras en la TO-23 podrían terminar entre marzo y abril
Ampliar

Señalan que es ''una obra necesaria'' tras el paso de Dana en septiembre

jueves 16 de diciembre de 2021, 19:14h

Las obras que está acometiendo el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en la TO-23, que conecta los barrios toledanos de Santa Bárbara y Santa María de Benquerencia, con el objetivo de garantizar la evacuación del agua de lluvia y prevenir, con ello, posibles avenidas en esa zona, concluirán a finales de marzo o principios de abril.

Preocupación en Toledo por la cancelación de comidas y cenas de Navidad

Leer más

Así lo ha puesto de manifiesto el jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla-La Mancha, Javier González, con motivo del la visita que han llevado a cabo este jueves a las obras, que cuentan con un presupuesto de 1,8 millones de euros, el delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca, junto a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.

La actuación que lleva consiste en garantizar la evacuación del agua de lluvia desde la zona alta --antes del centro comercial-- hacia el río, en la otra parte de la carretera, aprovechando, además, el buen sistema de drenaje con el que ya cuenta la vía de ferrocarril.

La intención es acometer varios pasos, mediante estructuras de hormigón prefabricadas, por debajo de la carretera TO-23, y que el agua pase por ella y conecte con los sistemas de drenaje y derivación de la vía del ferrocarril y evacuen finalmente hacia el río.

Además, se contempla también la demolición del murete central de la carretera y su sustitución por una barrera, como las laterales de esa vía, para que no haga de dique de contención al agua.

La obra se va a desarrollar en dos fases. En esta primera, los trabajos no afectarán al tráfico de la carretera. Será en la segunda, cuyo inicio está previsto para finales de enero, cuando se lleven a cabo los trabajos que sí van a requerir esa afección.

Para incidir lo menor posible en el tráfico, se realizarán por calzadas, habilitando mientras el paso alternativo por la calzada que no esté en obras, y se aprovecharán los fines de semana, para que la incidencia sea la menor posible.

OBRAS SON "FUNDAMENTALES"

Tierraseca ha explicado que las obras son "fundamentales". "Persiguen el objetivo principal de adelantarnos a efectos de otras posibles incidencias meteorológicas y de que la TO-23 sea cada vez más una vía más segura", ha indicado.

Por un lado, en el ensanchamiento y dotar de mayor capacidad de las cunetas; por otro lado, en el fortalecimiento de la estructura del vial a través de muro de contención; también en la reconstrucción del firme en ambas calzadas con motivo de las obras de emergencia; y, por último, en la mejora de la señalización y el balizamiento de ambos carriles.

Todo se ha hecho en "absoluta coordinación" con el Ayuntamiento porque la actuación tenía prevista una afectación de superficie municipal y una posible afectación de servicios municipales, como el suministro de agua potable.

NO REPETIR "UNA SITUACIÓN DANTESCA"

De su lado, la alcaldesa ha indicado que se trata de una "obra necesaria" después de la Dana del pasado mes de septiembre por lo que ha dado las gracias al Gobierno de España porque su sensibilidad se ha puesto de manifiesto en esta obra de emergencia para drenar las escorrentías que podían provocar "una situación dantesca".

A ello ha añadido que el Ayuntamiento, la Junta y Gobierno central están trabajando para llevar acabo obras en esta misma vía que, ha dicho, se tenían que haber realizado antes por el Gobierno de España.

"Una mejora importante en la N-400 de ampliación en un proyecto que esta llevando a cabo Demarcación de Carreteras para que se haga el próximo año con la ampliación de la vía a tres carriles de ida y tres de vuelta y la posibilidad de hacer uno reversible para que haya fluidez", ha explicado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios