www.lavozdeltajo.com

CARTA DEL DIRECTOR

Otra ‘guerra’ en el PP: ¡Joder qué tropa!

Otra ‘guerra’ en el PP: ¡Joder qué tropa!
Ampliar

Escrita por Alberto Retana

jueves 17 de febrero de 2022, 17:00h

El traje azul sobre fondo verde no le sienta bien al Partido Popular. Ese debe ser el pensamiento del presidente de los populares a nivel nacional cuando ha visto que la pretendida jugada maestra en Castilla y León le ha salido rana tras el ridículo nacional provocado días atrás con el ‘disputado voto’ del despistado congresista Casero.

Esta sucesión de despropósitos parecía haber tenido el cúlmen en la noche electoral del pasado domingo, cuando los de Abascal –y más concretamente el excesivamente atrevido y enormemente bisoño candidato García Gallardo– han pegado un puñetazo encima de la mesa y piden entrar en el gobierno.Pero no, este miércoles 17 de febrero –onomástica de San Teodoro de Bizancio, ¡qué coincidencia!– nos hemos desayunado con otro frente, el del sur, a cuenta de la supuesta investigación dentro del propio PP hacia Isabel Díaz Ayuso por ciertas compras de mascarillas a una empresa de un amigo de su familia, más concretamente de su hermano Tomás.

El lío está servido y Ayuso acaba de acusar a la dirección nacional de su Partido, “de fabricar presuntas corrupciones contra mí” defendiendo su lealtad “en todo momento”, ha dicho. Tela.Vamos, que pide la cabeza de Teodoro García Egea si no también la de Casado. Lo que ha destacado de la intervención de Ayuso es que se ha limitado a leer el discurso, escrito casi seguro, por Miguel Angel Rodríguez, sin someterse a preguntas de los periodistas, algo que molesta a nuestra profesión porque antes –a primera hora– el alcalde de Madrid, Martínez Almeida, también compareció y permitió cuestiones a los informadores. Punto negativo para la presidenta.

Aquí, a pesar que puedan pasar desapercibidos, el pulso está entre dos personas muy identificadas y, casi siempre, muy vehementes en sus actuaciones e intervenciones, Teodoro García Egea (secretario general del PP nacional y mano derecha de Casado) y Miguel Angel Rodríguez (asesor principal de Ayuso y ex portavoz del Gobierno con Aznar).

Lo que queda claro con todo este lío es que lo que aseguró la secretaria general del PP de Castilla-La Mancha, Carolina Agudo, hace unos días (“los asuntos internos del PP se estudian y se resuelven dentro del seno del PP y no en los medios de comunicación") no es cierto. En el Partido Popular los ventiladores funcionan a plena potencia. En palabras del expresidente del gobierno Mariano Rajoy, “joder, qué tropa”.

Quien, por lo pronto, sigue haciendo mutis por el foro (nunca mejor dicho) es el presidente de los populares en la región, Francisco Núñez. Quizá es una postura inteligente pero puede ser peligrosa cuando las beligerancias se están extremando, tanto a nivel Casado-Ayuso como entre Velázquez y Fernández en la Diputación toledana. Sus mayor cercanía con Génova o con la Puerta del Sol ahora tendrán que ponerse de manifiesto y el tiempo corre en su contra.

Más incluso cuando Mañueco en CyL mantiene las dudas sobre qué hacer con VOX, su exjefa Cospedal haya puesto en valor la posibilidad de agarrarse a los del partido de extrema derecha para unir fuerzas a la vista de los comicios del 23 y él mismo haya declarado que “no hay que demonizarles”.

Si te comportas como VOX, si hablas como VOX, si te unes a VOX, acabarás siendo devorado por VOX. Es una frase que he leído estos días y que Núñez debe tomar en cuenta. Por nada más que su salud democrática.

Cabe recordarle al máximo dirigente del PP en CLM, con todo el cariño que a quien no merece la pena demonizaar es a los medios de comunicación, algo a lo que se han acostumbrado los ultraderechistas para imponer sus argumentos fascistas bien directamente, como la hacía el propio Abascal en su intervención nocturna del domingo, o a través de una legión de fieles perros en las redes sociales.

Escribía un colega de profesión, el periodista Juanma Trueba, el propio domingo “En mi opinión, deberíamos tener la misma precaución con la extrema izquierda que con la extrema derecha. La hartura se ha convertido en ideología dominante” y no puedo estar más de acuerdo con sus palabras. Pero, precisamente, habrá que evitar que tanto PSOE como PP alimenten –a costa de lo que sea– que esas posiciones políticas extremas tengan protagonismo ni siquiera mínimo. Ni bildus, ni voxes…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios