www.lavozdeltajo.com

SALUD

Limpiadores o raspadores linguales, ¿deben formar parte de nuestra rutina de higiene diaria?

Limpiadores o raspadores linguales, ¿deben formar parte de nuestra rutina de higiene diaria?
Ampliar

La lengua es un órgano muy importante y sobre su superficie se almacenan restos de comida, bacterias y células muertas

sábado 30 de abril de 2022, 16:00h

Muchas personas se preguntan si a la hora de cepillarse los dientes es necesario cepillar también la lengua e incluso se cuestionan si usar un raspador o limpiador lingual debe ser imprescindible en la higiene bucal.

El doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas de España ha querido aportar algunas respuestas a estas cuestiones y lo ha hecho tras recordar que la lengua es un órgano muy importante puesto que de ella dependen muchas funciones de la boca como el habla, la percepción del gusto, la función masticatoria, etc.

“Sobre la superficie de la lengua van acumulándose células muertas, restos de comida y una gran cantidad de bacterias orales. Si todos estos depósitos se acumulan sin que los retiremos pueden originar varios problemas”, ha advertido el doctor.

Además, ha recordado que la higiene bucodental incluye una serie de técnicas complementarias ya que el cepillado no consigue eliminar las bacterias acumuladas a nivel interdentario, ni las que se depositan en la lengua.

En este sentido ha señalado la justificación de la existencia de dispositivos específicos que sí están diseñados para cumplir esas funciones, como es el caso de los raspadores linguales.

¿CUÁNDO USARLOS?

Sobre la frecuencia y el momento de utilizar este tipo de dispositivos, Óscar indica que todo depende de las expectativas que cada uno tenga sobre su higiene bucodental.

“Obviamente, cuanto mayor sea la frecuencia de uso, menos depósitos se acumularán en la lengua. Si se opta por una única utilización diaria, la más recomendable es la nocturna, antes de acostarse”, ha indicado.

¿CADA CUÁNTO CAMBIARLOS?

A diferencia del cepillo de dientes, que debe renovarse cada 3-4 meses, los raspadores linguales pueden extenderse hasta el año de uso. Sin embargo, es fundamental limpiarlos y secarlos bien después de su uso y conservarlos en un estuche para que no se contaminen.

CONSEJOS PARA LIMPIARSE LA LENGUA CORRECTAMENTE

Óscar detalla que debemos ponernos delante del espejo, abrir al máximo la boca y sacar completamente la lengua. Una vez hecho esto, debemos pasar el raspador lingual de dentro a fuera varias veces hasta asegurarnos de haber raspado completamente la lengua.

En definitiva, este experto insiste en que lo importante es entender que la higiene bucodental óptima se logra a través de una serie de herramientas que son complementarias y que permiten mantener la salud y alejar patologías.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios