www.lavozdeltajo.com

VERANO

¿Sabes cómo proteger tu casa de la playa de la humedad?

¿Sabes cómo proteger tu casa de la playa de la humedad?

La humedad puede llegar también a los tejidos de la vivienda y provocar sensación de “mojado” en las sábanas, así como en el sofá o en las cortinas

lunes 08 de agosto de 2022, 16:00h

Tener la suerte de contar con una casa en la playa o cerca del mar es un privilegio que nos garantiza vacaciones de verano y bronceado cada año. Sin embargo, precisamente el no acudir más que de año en año o tenerla descuidada, puede exponerla a riesgos como la humedad, el salitre o la condensación, que pueden generarnos problemas muy serios y costosos.

En concreto, según un informe elaborado por habitissimo y Murprotec, el 29% de los hogares han tenido problemas de humedad en lo que llevamos de año, de los que el 55% tuvo que realizar algún tipo de tratamiento para eliminar este problema. Y es que, aunque pueda parecer difícil asociar verano y problemas de humedades, durante los meses más cálidos del año sube la temperatura tanto del ambiente como del mar, provocando que haya mucha evaporación del agua y que esta se almacene en el aire produce una sensación de humedad, más propia del verano y las zonas costeras.


Así, si en nuestra casa de la playa no existe ningún tipo de ventilación o de aire acondicionado, es probable que se almacene todo el vapor de agua del interior y ocasione problemas de condensación. Estos se reconocen mediante la aparición de manchas de moho en las paredes con olores desagradables por las esporas del moho que vuelan por el aire. Además, se pueden producir problemas en las maderas, ya que la humedad hace que empiecen a descomponerse. Por otro lado, la humedad también afecta a los tejidos de la casa, motivo por el cual, “es posible que sintamos sensación de humedad en las sábanas y la almohada al meternos en la cama y perdamos el confort de los días de descanso tan merecidos y esperados durante todo el año”, apuntan los expertos de habitissimo.

Aunque la humedad puede tener distintos orígenes, esta suele aparecer en baños y cocinas de forma leve, pudiéndose arreglar, en la gran mayoría de los casos, con más ventilación e iluminación natural. Otra fuente de humedad es la filtración de agua, un problema estructural que suele afectar a viviendas unifamiliares o en los pisos superiores. En estos casos, el agua de lluvia puede penetrar a través de un techo con goteras, grietas y fisuras en la fachada, puertas o ventanas. “Este tipo de humedad llegará a la estructura de la vivienda y puede desgastarla, por lo que es importante poner solución cuanto antes” añaden desde Murprotec.

Por otro lado, existe la humedad por capilaridad, que es aquella que asciende por los poros de los materiales de construcción desde el terreno en el que está asentado el inmueble. Estas suelen manifestarse en forma de manchas de diversas coloraciones o de salitre que afloran a la superficie, provocando la caída de pintura o yeso, o incluso desgaste en el ladrillo. En el interior de las viviendas una de las señales es el olor a humedad y las manchas de moho en la parte inferior de las paredes, en sótanos y bajos. “Tratar humedades por capilaridad en una vivienda tiene un coste que dependerá del grado de afectación y también del método elegido para acabar con ellas. La media podría situarse en torno a los 1.700 €, pero siempre es aconsejable solicitar varios presupuestos y opiniones”, afirman desde habitissimo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios