www.lavozdeltajo.com

MULTAS

No creerás la cantidad de gente que conduce sin carnet en la provincia de Toledo

No creerás la cantidad de gente que conduce sin carnet en la provincia de Toledo
Ampliar

Otra de las infracciones administrativas más comunes en Castilla-La Mancha es la de conducir sin seguro

viernes 12 de agosto de 2022, 08:00h

En Castilla-La Mancha el 1.63% de las multas de Tráfico interpuestas en los últimos seis años fueron por conducir sin carnet de conducir, sea por no haberlo obtenido o por tenerlo suspendido, es decir no contar con puntos asignados.

Para Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, este es un dato muy preocupante, pues significa que, anualmente, se registra en esta comunidad una media de más de 6.000 multas a personas que conducen un vehículo sin el permiso correspondiente.

Los datos de infracciones por conducir sin carné en las distintas provincias de Castilla-La Mancha son los siguientes:

La conducción de un vehículo sin carné está tipificada como delito o como infracción según su gravedad. Por un lado, es un delito contra la Seguridad Vial según el artículo 384 del Código Penal cuando se conduce sin carné por la pérdida total de los puntos asignados legalmente, por decisión judicial o por no haberlo obtenido nunca. En estos casos, las penas pueden llegar a ser de prisión de hasta 6 meses y multas de 12 a 24 meses o trabajos para la comunidad de hasta 90 días, según los agravantes (como conducción temeraria, alcohol…), la reincidencia o antecedentes penales.

Por otro lado, ponerse al volante sin carné puede ser considerado infracción cuando se conduce con el carné caducado, por conducir un vehículo de otra categoría o conducir con un permiso no homologado en España. En estos casos las multas suponen la pérdida de 4 puntos y sanciones de entre 90 y 200 euros.

Formaster quiere recordar la importancia de la formación y la asistencia a los Cursos de Sensibilización y Reeducación Vial para recuperar los puntos perdidos parcialmente, pues la asistencia supone la recuperación de 6 puntos. Es un curso de doce horas que se divide en tres aspectos. Por un lado formación general sobre materias relacionadas con la seguridad vial y los peligros al volante, un segundo bloque de cuatro horas de formación individual para cada conductor donde se hace hincapié en las infracciones cometidas y que han derivado en pérdida de puntos y una hora de reflexión y debate. Esta formación no conlleva realización de ninguna prueba o examen.

Sin embargo, si se pierden totalmente los puntos, el conductor no podrá recuperar la autorización para conducir hasta pasados 6 meses (3 meses para los conductores profesionales) y deberá de hacer un Cursos de Recuperación Total de Puntos, además de realizar un examen teórico en alguna de las sedes de la Jefatura de Tráfico de Castilla-La Mancha. En este caso sólo se recuperan 8 puntos y el curso consta de son 24 horas lectivas presenciales, de las cuales 14 de ellas son formación vial, 8 horas de formación teórica y hay un apartado muy importante de reflexión con la presencia de psicólogos y víctimas de accidentes de tráfico.

INFRACCIONES EN CASTILLA-LA MANCHA POR CONDUCIR SIN SEGURO

Formaster también ha observado que otra de las infracciones que más ha aumentado en las carreteras de las provincias castellano-manchegas es la de conducir sin seguro. El 2.22% de las multas interpuestas en los últimos 6 años en las carreteras de Castilla-La Mancha fue por este motivo, una media de más de 8.200 sanciones al año. Formaster recuerda que no se puede circular sin seguro y que todo vehículo debe contar, como mínimo, con un Seguro de Responsabilidad Civil, el más básico.

Por provincias de Castilla-La Mancha los datos de infracciones por conducir sin seguro son:

Se calcula que en España más de 2 millones de conductores circulan sin el seguro mínimo de Responsabilidad Civil y por ello Formaster recuerda que esta imprudencia conlleva una sanción económica de entre 601 y 3.005 euros que irá contra el dueño del vehículo. El conductor asumirá los daños que ocasione a otras personas, vehículos o contra el mobiliario urbano y el dueño del vehículo será responsable solo civilmente. Los agentes podrán inmovilizar el coche entre uno y tres meses, durante ese tiempo el dueño deberá de hacerse cargo de los gastos de custodia del mismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios