www.lavozdeltajo.com

multas

  • 1

Las zonas reservadas para los vehículos de reparto son “escasas” y en muchas ocasiones están copadas por vehículos particulares, obligando a los profesionales a estacionar libremente. “Súmale a esto el escaso aparcamiento y la necesidad de hacerlo unos minutos en doble fila para realizar nuestro trabajo y... tenemos la multa asegurada”, denuncia el propietario de una empresa de trasporte de la ciudad. “Es la lucha de David contra Goliat”.