www.lavozdeltajo.com

ENTREVISTA

Así es la candidatura de la "transparencia" y la "honestidad" para liderar el ICA

Así es la candidatura de la 'transparencia' y la 'honestidad' para liderar el ICA
Ampliar

Francisco Javier García Barroso Corrochano, María José González Morán y María del Carmen Sánchez Durán quieren lideran el cambio en el Ilustre Colegio de Abogados de Talavera de la Reina

miércoles 26 de diciembre de 2018, 13:16h

Los letrados del Colegio de Abogados de Talavera de la Reina (ICA) están llamados a votar este jueves día 27, para elegir decano y otros dos miembros de su Junta de Gobierno.

Francisco Javier García-Barroso Corrochano, abogado, 25 años de ejercicio profesional, aspirante al puesto de Decano de la Junta de Gobierno del ICA de esta ciudad; María José González Morán, abogada, 33 años de ejercicio profesional, ha sido vicedecana en los últimos 5 años, en la Junta de Gobierno del ICA -aspira al puesto de Vicedecana- y Mª del Carmen Sánchez Durán, abogada, 25 años de ejercicio, que aspira a Secretaria de la Junta de Gobierno, quieren lideran el cambio en el Colegio de Abogados de la ciudad presentando una candidatura de "transparencia" y "renovación".

La Voz del Tajo ha querido conocer más de cerca este proyecto:

García-Barroso, ¿qué le ha llevado a aspirar al cargo de Decano del Colegio de Abogados de Talavera de la Reina?
Siento la necesidad de intentar mejorar las cosas para los abogados de esta ciudad. Creo que ha llegado el momento de la renovación, de la frescura de ideas, de que otras personas distintas a quienes han permanecido durante quince o veinte años en la Junta de Gobierno, puedan poner en práctica aquellos mecanismos que contribuyan a la mayor limpieza y transparencia en el funcionamiento del Colegio.

¿Cree usted que actualmente el Colegio de Abogados carece de trasparencia?
Creo firmemente que la alternancia de las personas y sus ideas en los organismos democráticos es un gesto elemental de higiene pública. La excesiva permanencia de un órgano de gobierno de las mismas personas –y la junta de gobierno del Colegio de Abogados no es una excepción- termina generando vicios de funcionamiento, apatías, inercias indeseables.

¿Qué medidas considera que podrían contribuir a dicha trasparencia?
No solo hay que hablar de trasparencia sino también de honestidad y limpieza. Es necesario que los colegiados volvamos a sentir que el colegio está verdaderamente nuestro servicio.
Creo que los colegiados debemos sentir que el colegio está ahí para todos, en pie de igualdad, que no puede haber privilegios para nadie de la profesión. Por eso es necesario limitar los mandatos de esta junta. Nosotros proponemos un máximo de dos periodos; una vez cumplidos, ningún miembro de la junta de gobierno debe permanecer en un cargo.
También creemos que es bueno que la junta se renueve enteramente cada periodo. No tiene sentido que un aspirante a Decano no pueda empezar un periodo de gestión sin contar con las personas que estén dispuestas a formar equipo por el bien del colectivo.

Ha hablado de limpieza, ¿cómo se traduce eso en medidas concretas?
Mire, hay muchas cosas que se pueden hacer y no son complicadas. Por ejemplo, es necesario que en el colegio tengan participación el mayor número de abogados posible. Nosotros estamos dispuestos a organizar dicha participación a través de comisiones independientes de letrados en temas especialmente importantes.

¿Por ejemplo?
Pues una comisión ética y de deontología profesional, fundamental para encaminar la tan deseada dignificación de nuestra profesión, que fomente las actitudes correctas entre compañeros y rectifique o sancione aquellas que perjudican el conjunto de los profesionales. También una comisión que se encargue de la emisión de informes en las tasaciones de costas entre letrados, a fin de evitar cualquier parcialidad o incompatibilidad por ser miembro de la junta de gobierno.
Se trata, en general de evitar cualquier ocasión de no actuar con absoluta rectitud y objetividad.

Hablando de fondos, ¿Qué se propone su equipo en materia de gestión económica?
La principal tarea será conocer exactamente el estado de cuentas de la entidad para poder establecer si todos los servicios que se prestan son necesarios y si los que se están prestando se hace de forma conveniente y eficaz. Queremos priorizar, ver qué es necesario para el conjunto del colegio y, si como consecuencia de ese ejercicio de priorización fuese posible, reducir la cuota que pagan los colegiados. Sabemos que, por desgracia nuestra ciudad, no está pasando sus mejores momentos económicos.
Nos parece oportuno, por ejemplo, informar periódicamente a los letrados, por correo electrónico, sobre el estado de cuentas del Colegio, no limitándonos a una formalista aprobación de cuentas en la una asamblea general.
Y en otro orden de cosas, ¿cómo puede haber un superávit de 180.000 €? No es lógico. O se aplican los fondos a la gestión de servicios necesarios o, por el contrario, se rebaja la cuota. En una gestión pública no se explican dichos excesos.

¿Puede hablarme de las personas que van en su candidatura?
Son dos letradas en ejercicio que, al igual que yo, tienen despacho propio y, por lo tanto, conocen la problemática del ejercicio liberal de la abogacía perfectamente. María José González Morán, cuenta con treinta y tres años de ejercicio a lo que hay que sumar su experiencia como vicedecana en el último periodo de la junta de gobierno. Por su parte, María del Carmen Sánchez Durán, también tiene gran experiencia como letrada independiente y muy buenas aptitudes como persona trabajadora y eficiente, pero preferiría que les preguntara Ud. directamente a ellas.

Perfecto, Mª José, ¿qué destacaría Ud. en su gestión como vicedecana del Colegio de Abogados?
En general, he insistido hasta el cansancio en la necesidad de ser transparentes en la gestión, que era la idea que me llevó a presentarme hace cinco años. Ahora, con un equipo que mira en esa misma dirección esperamos poder conseguir la necesaria renovación tan deseada por la mayor parte de los letrados de esta ciudad.
De todas formas, mi experiencia me habla de mejorar sustancialmente la gestión del turno de oficio y de arbitrar mecanismos en los que se asegure la absoluta limpieza, tanto en el proceso de asignación como en el de pago.

¿Qué me dice de los jóvenes?
Creo que merecen ser escuchados en su circunstancia particular. Por ese motivo llevamos en nuestro programa un mecanismo concreto de participación en la Junta de Gobierno a través de un vocal específico que ha de pertenecer a ese sector juvenil.
No creemos en la política de “pan y circo”. No desde luego en un tema tan serio como el ejercicio de una profesión a la que ellos, como hicimos los demás en su día, han consagrado su vida. Es necesaria su integración natural y total en el cuerpo de abogados de esta ciudad porque los que hoy son jóvenes mañana serán maduros y veteranos.
Nos parece importante que puedan hablar a la junta directamente para mejorar sus condiciones profesionales, pero sabiendo que lo que fortalece verdaderamente es la unión entre todos los abogados. De la unión nos vamos a beneficiar todos, los jóvenes y los veteranos. Vivimos unos tiempos en los que tanto los jóvenes como los menos jóvenes necesitamos estar unidos para elevar el ejercicio de nuestra profesión. Por otra parte, los veteranos debemos recordar nuestros primeros pasos en esta profesión y prestarles todo nuestro apoyo. A nosotros también se nos ayudó, y mucho, por parte de letrados que serán siempre una referencia en esta ciudad.

¿Cómo se dignifica la profesión?
Respetándonos; en primer lugar, los letrados. Debemos observar unas normas de respeto básicas sin permitir actitudes entre nosotros que nos degradan a ojos de la sociedad. Si queremos dignificar nuevamente nuestra profesión debe partirse de ahí. Y luego respeto también en relación con la administración de justicia. Hay que mantener una relación constante y periódica para solventar los problemas de los letrados de Talavera con los órganos de la Justicia y el personal a su servicio. Es decir, cordialidad y exigencia.

Y usted Mª del Carmen, ¿qué cree que se podría aportar para mejorar el colectivo de abogados en esta ciudad?
Creo que hay que bajar a la arena de los problemas concretos de los abogados en esta ciudad. Buscamos el aquí y el ahora. La pregunta debe ser qué hace falta para mejorar nuestras condiciones del ejercicio profesional en Talavera de la Reina y en este momento.
No estamos para balas de fogueo ni para lo políticamente correcto. Esta candidatura comparte la idea básica de que el Colegio de Abogados tiene como fundamental misión defender los intereses de los letrados. Esto no quiere decir corporativismo, sino vigilar que los comportamientos de esta clase profesional alcance la categoría e importancia social que nunca debió perder.

¿Cómo plantean la relación del Colegio de Abogados con los juzgados?
Nuestras propuesta quiere incrementar y mejorar la comunicación con todo los operadores jurídicos a través de reuniones periódicas con la junta de Jueces, con fiscalía, con los letrados de la administración de Justicia, y personal de la citada administración, así como con los procuradores, con la única finalidad de tener una relación fluida, estable y productiva con todos los integrantes del sistema judicial y que, ya que cada uno de ellos es una pieza importante y fundamental para que la maquinaria de la justicia funcione en nuestra ciudad, porque de eso se beneficiaran todos los ciudadanos que alguna vez tengan que pasar por los Juzgados de esta ciudad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios