www.lavozdeltajo.com

HISTORIAS DE FÚTBOL | Cuando Mariano y Cía inundaron de lágrimas la Ciudad de la Cerámica

Este es el once titular de aquel 7 de mayo de 2016 en El Prado
Ampliar
Este es el once titular de aquel 7 de mayo de 2016 en El Prado

El CF Talavera perdía en su campo, (3-4), en la penúltima jornada de liga, ante un Real Madrid Castilla con Mariano, Marcos Llorente, Borja Mayoral, Odergaard y Reguilón entre los once titulares del equipo dirigido por Ramis y nos impidieron disputar el play-off de ascenso a Segunda División

viernes 27 de noviembre de 2020, 09:45h

En esta nueva sección que inauguramos hoy en nuestra edición digital vanos a centrarnos en algunas situaciones pintorescas que fueron protagonizadas por determinados futbolistas que están hoy de vigente actualidad, como es el caso del delantero del Real Madrid, Mariano Díaz.

En la temporada 2015-2016, el delantero militaba en el Real Madrid Castilla que por entonces tenía como entrenador el reciente fichaje del CD Tenerife, Luis Miguel Ramis. El sábado 7 de mayo de 2016 el filial blanquiazul visitó el Municipal El Prado en partido de liga correspondiente a la jornada número 37. Fue un bonito partido que acabó con la victoria merengue por 3-4 y dejó a todo un club y una ciudad con lágrimas en los ojos de impotencia, porque los de Fran Alcoy hubiesen llegado con vida a la última jornada, ya que las derrotas de Guadalajara y Leioa podía permitir llegar con vida y conseguir los playoff en la última cita liguera.

Mariano se encargaría de situar el 0-1 en el marcador, tras realizar un centro-chut que se le escapó de las manos al portero del CF Talavera, Betancort, y acabó en el fondo de la red. Y además de Mariano, en aquel equipo merengue estaban nombres como los de Marcos Llorente, hoy en el Atlético de Madrid, y autor del 1-2, Odergaard, también en la primera plantilla del Real Madrid tras triunfar en la Real Sociedad la pasada campaña, Borja Mayoral, triunfador en el Roma, y Reguilón, jugador en el Tottenham y al que muchos aficionados echan de menos.

No conformes con aquél equipazo, hoy cinco años después podemos hablar del destino del resto de los integrantes de los triunfadores en el campo talaverano. Así, el portero Carlos Abad forma parte de la plantilla del Deportivo de la Coruña, Tejero juega de defensa en el Real Zaragoza, Alex Salto emigró al Español y juega en el filial, Héctor emigró a Chipre y juega en el AEK Lamarca, Febas es centrocampista del Real Mallorca y Javi Muñoz juega en Segunda con el Mirandés, cedido por el Alavés. Este fue el once titular aquella tarde en Talavera. Pero hay más, ya que entre los que saltaron al campo en la segunda mitad están Enzo Zidane, que juega en el Wydad Casablanca, Cedrés, delantero actualmente en Las Palmas, autor de un gol y Álvaro Jiménez que juega en el Albacete. Se trata, sin duda, del gran plantel de aquella campaña en la que los talaveranos también estuvieron a un altísimo nivel con jugadores como el autor de dos goles, Cristhian Perales, hoy en La Nucia y David Agudo, autor del otro, jugador en la actualidad del CD Don Benito extremeño y reciente visitante de El Prado.

EL CASO DE MARIANO

Mariano Díaz, jugador del Real Madrid, al que la lesión de Benzema le ha abierto de nuevo las puertas para ser titular

Hace tan solo unos pocos días podíamos leer en medios de comunicación digital como El Confidencias sobre el jugador merengue Mariano lo siguiente: Si hay un futbolista en el Real Madrid que puede decir que el 2020 no está siendo un buen año para él, ese es Mariano Díaz Mejía. Al delantero barcelonés del Real Madrid le ha pasado de todo. Mariano fue el único futbolista que se plantó este verano ante Zidane para decirle que no iba a salir del Real Madrid esta temporada y que esperaría a tener una oportunidad para aprovecharla. No era el mejor momento para marcharse a otro lugar y otro equipo en el que no tenía garantías de poder ganar más dinero o seguir jugando partidos por la incertidumbre que genera la pandemia. Pero también hace valer su madridismo y su contrato (finaliza en 2022).

No contaba en los planes de Zinédine Zidane y el entrenador llegó a tener un mal detalle cuando dijo públicamente que ocupaba el tercer lugar en el escalafón de los delanteros. Lo grave es que lo dijo después de que marcara un gol al Barcelona en el Bernabéu. Innecesario. Injusto. La decepción de Mariano se hizo más grande. Después del confinamiento creía que podía tener alguna oportunidad más y se quedó sin jugar en las cinco últimas jornadas de la Liga. No disfrutó del título un jugador que ha tenido una buena actitud.

Todavía podía ir a peor el año. En las minicacaviones entre el final de Liga y antes de la reanudación de los entrenamientos para preparar el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions contra el Manchester City dio positivo por coronavirus. Tuvo que parar. Quedar aislado. Era fácil de imaginar que estaría en la macrooperación salida del club para aligerar salarios y recaudar dinero que ayudara a reequilibrar las cuentas y el presupuesto. Por si no fuera poco y después de salirse con la suya y mantener su ficha en el Real Madrid, a mediados de septiembre tuvo que pasar por el quirófano para ser operado de amigdalitis y estuvo casi un mes sin poder entrenar. Lo pasó tan mal que llegó a perder ocho kilos por los problemas de ingesta de alimentos. Y aquí sigue Mariano.

En el Real Madrid, titular en el último partido de Liga disputado en Villarreal, con gol y dispuesto a cerrar de la mejor manera un año lleno de desgracias que no ha podido derribarle. Después, este mismo miércoles, salió de titular en San Siro donde el Madrid pegó un puñetazo sobre la mesa para “decir que está vivo en Champions”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios