www.lavozdeltajo.com

CF TALAVERA | Doble sueño cumplido

CF TALAVERA | Doble sueño cumplido
Ampliar

El CF Talavera recibe a su afición y le brinda el primer triunfo de la temporada como local al vencer al Villanovense con un golazo de Pablo Monroy

domingo 10 de enero de 2021, 14:13h

Domingo 10 de enero del año de la esperanza del orbe, el 2021, que nos haga olvidar el maldito 2020 de la Covid-19. Doce de la mañana en Talavera de la Reina, una de las ciudades más importantes de Castilla-La Mancha menos afectada por el paso de una borrasca bautizada como Filomena. Y el día elegido para que los aficionados al fútbol y al CF Talavera retornaran al municipal El Prado a ver a su equipo, que ahora camina de la mano de un grupo inversor en el que su cabeza visible es todo un histórico del arbitraje español: César Muñiz Fernández. Sanidad autorizaba, guardando el protocolo establecido, la presencia -diez meses después- de 500 aficionados en una gélida matinal. La víspera no se había cubierto el cupo y había 75 disponibles para esta mañana.

Visitaban los extremeños del Villanovense -el equipo serón revelación del subgrupo tras lograr el ascenso en la campaña anterior- y llegaba desde Segovia -desconocemos la ruta que eligió para ello debido al estado de las carreteras españolas- a la Ciudad de la Cerámica, el colegiado Néstor Holgueras Castellanos -tarjetero él- (con los asistentes Cubas Sánchez y Sánchez Ingidua), tras el cambio por el catalán Bruno Montoro Ferreiro, que inicialmente era el designado. Y de este modo dar carpetazo a la primera vuelta.

Y a todo esto, una obsesión en el equipo talaverano, que por vez primera en esta temporada recuperaba su indumentaria oficial: sumar la primera victoria como local. Se daban, a priori, condicionantes motivadores para que sobre un césped inmaculado y sin rastro de nieve, el espectáculo pudiese agradar.
Los de Villanueva, agrupados y ordenados como le gusta a su técnico Javier Álvarez de los Mozos, dispuestos a continuar con la racha -buena y casi inesperada- de 2020 y seguir en puestos altos -llegaban como segundo- por lo que necesitaban puntuar, pese a que no peligraba el puesto tras la suspensión del Villarrobledo-Mérida y la difícil papeleta del Melilla en casa del líder Badajoz. Eso sí, por el evidente potencial de su rival, jugarían con cautela, según su entrenador.

Los de Víctor Cea con la idea en su mente: ganar para satisfacer a su gente en este primer reencuentro con la afición. Pero aún así, el técnico sabía de la dificultad de los serones, a tenor de lo manifestado en la previa: “un equipo muy agresivo, con comportamientos muy presionantes en el desarrollo del partido; es decir, hablamos de un conjunto que dificulta mucho a los rivales a la hora de generar juego ofensivo”, decía. Pues bien, que ruede el balón.
La moneda decidió turno inicial para los de casa, en los que Cea premió a Monroy Bourdal por su bien hacer en Villarrubia la última jornada de 2020. Y este último pudo abrir el marcador a los 3 minutos, impedido por el meta visitante, algo que volvió a repetir hasta dos veces más en dos minutos de agobio local. Fueron tres minutos agobiantes, de los que poco a poco pudo sacudirse el conjunto serón, excesivamente nervioso en defensa.

El debutante David Moreno reclamó penalti a los 20 minutos en el área local, que el colegiado no cobró y el juego, ya más equilibrado, siguió su curso en un ir y venir del balón de una a otra parcela sin muchas aproximaciones a las áreas. Buscaban los serones al bajito y experimentado Cristo en la frontal y los locales al espigado Chaco, sin mucha fortuna por la efectiva labor de los defensas. Ceberio vio cartulina en un salto, más por el grito del rival que por la impunidad de la acción, y el juego, ya menos preciso, se fue hasta la media hora en la que un centro-disparo de Góngora no encontró ni puerta ni rematador. El meta Pedro evitó el 1-0 en el 34, tras una falta de Góngora que tocó Añón de cabeza. Y que volvió a rematar Dorrio dos minutos después a un centro de Monroy, con cierto peligro. Así se llegó al minuto 41 de partido cuando Añón intentó penetrar en el área y su forcejeo con Lobato fue interpretado por el trencilla Holgueras Castellanos como penalti. Las protestas de los visitantes de poco sirvieron a no ser para que alguno recibiera cartulina, como el propio Lobato por la acción. Desde los 11 metros Añón no acertó -disparó mal tras la paradiña- y al descanso nos fuimos como al inicio, sin goles y con el agrio sabor de boca para unos locales que no pudieron aprovechar las varias ocasiones de gol que habían creado en este primer período. Para unos, seguro, mala suerte; para quien subscribe, desacierto. Y lo digo por mi máxima, que lo de la suerte es para los juegos de azar.

SEGUNDA MITAD

Tras el receso, y con saque de los visitantes, los mismos comparecientes del inicio. Dorrio, un lagarto de cuidado por sus zigzagueantes y veloces movimientos por todo el campo, fue el primero en disparar, desviado eso sí, de ambos equipos. Esto ocurría en el minuto 53. Mas sería Edu Sousa, en el minuto 59, el que evitaba el 0-1 ante Cristo, acción en la que ambos salieron malparados, aunque se recuperaron. Vicente recibiría la cartulina del segoviano por protestar. Parra, por los visitantes, fue igualmente correspondido tras una falta a Góngora. Y desde los banquillos se miraba de reojo a los que estaban calentando. La tablilla se había encendido y el visitante De los Mozos efectuaba un triple cambio. Ramsés, Dani y Samu relevaban a Parra, Miguel y David Moreno en el minuto 65. Se enfriaba, como el tiempo tras apagarse el tibio sol, el juego sobre el césped del Prado. Y en una acción que a priori no parecía complicada, Pablo Monroy se sacó un disparo imposible Pablo Monroy que superó al seguro Pedro. Corría el minuto 75 de partido y desde el banquillo serón se dispararon las alarmas. De los Mozos daba entrada a Wilson Cuero y Gabri. Cea también movía ficha con Toño Calvo por Añón.

Era el minuto 77 y el reloj corría ahora a favor del Talavera. No llegó en el 83 el 2-0 por milímetros, cuando Chaco no llegó a un balón impulsado por Dorrio tras una buena jugada de Toño Calvo. A medio minuto del tiempo reglado, 4 más añadió el árbitro, Cea le roba minutos al crono dando entrada a Héctor por Chaco. Nadar y guardar la ropa con balones a donde fueran, la táctica de los blanquiazules para que avanzara el crono. Bourdal imponía su ley en la zaga y los empeños de los serones resultaban baldíos pese a que llegaron a agobiar a los locales en los compases finales. Holgueras Castellanos indicó el final con la alegría de los talaveranos, que se aúpan a los puestos de ascenso a Segunda A, mientras ahora llega una semana para preparar el duelo con el Mérida, el próximo domingo también a las doce de la mañana. Esperemos que con público si La Covid-19 lo permite. En el otro partido de la mañana, el líder Badajoz se impuso al Melilla por 2-0 y supera ya en 8 puntos a Villanovense y Talavera, que tienen 14 en su casillero.

LOS DATOS

CF Talavera: Edu Sousa; Dorrio, Góngora, David Añón (Toño Calvo, 77’), Mario, Pablo Monroy, Chaco (Héctor, 90’), Bourdal, Vicente, Cebeiro y Víctor Ruiz.
En el banquillo, Parra, Choco, Miguel Ruiz (Samu, 65’), Rodrigo, Dorado, Héctor, J. Domínguez, Edmilson y Toño Calvo.
CF Villanovense: Pedro, Parras (Ramsés, 65’), Bonaque, Escudero, Lobato, Pajuelo, Julen (Wilson Cuero, 77’), Miguel Díaz, Fran, David Moreno (Dani, 65’) y Cristo. Vichy, Dani, Javi Sánchez, Tapia, Ramsés, Wilson y Gabri en el banquillo.
Árbitro: Néstor Holgueras Castellanos, con los asistentes Cubas Sánchez y Sánchez Ingidua, todos del Colegio Castellanoleonés. Cartulinas a Ceberio y Vicente por el CF Talavera, y Lobato y Parras por el CF Villanovense.
Gol: Minuto 75. Pablo Monroy.
Incidencias: Municipal El Prado. Matinal gélida y tibio sol. Autorización para 500 espectadores. Césped en buen estado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios