Ir a versión MÓVIL

www.lavozdeltajo.com

HORARIO DE INVIERNO

No te olvides. La madrugada del sábado al domingo se cambia la hora

No te olvides. La madrugada del sábado al domingo se cambia la hora
Ampliar

A las 3:00 a.m el reloj se retrasará hasta volver a marcar las 2:00 a.m

viernes 27 de octubre de 2023, 18:00h

Escucha la noticia

La madrugada del próximo sábado 28 de octubre al domingo 29 de octubre, a las 3:00 horas el reloj se retrasará hasta volver a marcar las 2:00 horas para dar así comienzo al horario de invierno, que se extenderá hasta el domingo 27 de marzo de 2024. Por lo que esa noche se dormirá una hora más.

Un año más se recuperará el horario de invierno, de acuerdo con la Directiva Europea del Cambio de Hora, que se aplica en todos los Estados de la Unión Europea para lograr un ahorro energético, a pesar de las dudas de la eficacia de esta medida en ese sentido.

Según estimaciones oficiales del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), el potencial de ahorro en iluminación podría alcanzar en torno a 300 millones de euros, el equivalente al 5 por ciento del total. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

Sin embargo, no existen en España informes actualizados que permitan asegurar que el cambio de hora lleve asociados ahorros energéticos, ya que el último estudio data de 2015. Y, el informe más actual elaborado por la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo es de 2018.

En todo caso, se observa que las nuevas exigencias de eficiencia energética en iluminación, sistemas de climatización y en los edificios alteran, significativamente, los análisis que se usaban originalmente para calcular estos datos. Además, se recuerda que el cambio de hora se aprobó en una época distinta con hábitos de vida que podrían afectar en mayor medida al consumo energético.

También es importante reseñar la nueva realidad laboral que se vive con el cambio en las jornadas de trabajo y el crecimiento del teletrabajo, lo que hace que las rutinas de los ciudadanos no coincidan como antes en el mismo espacio-tiempo.

Con este cambio se busca reducir el uso de iluminación, en cambio, puede provocar un aumento en el gasto de calefacción. Según el IDAE, los resultados son difíciles de interpretar porque están influenciados por factores externos, como la meteorología o el comportamiento de los usuarios.

Por ello, añade que, en el contexto actual, hay mecanismos más relevantes que el cambio horario a la hora de lograr ahorros energéticos, como son la sustitución de luces y aparatos por alternativas más eficaces, asegurar que la potencia y tarifa eléctrica contratada es la adecuada e incorporar pautas de ahorro en casa y empresas.

Este debate sobre el cambio horario en la Unión Europea tiene comienzo en 2018 cuando la Comisión Europea realizó una consulta pública, en la que más del 80% de los 4’6 millones de ciudadanos que participaron se mostraron a favor de acabar con los cambios de hora.

En base a este resultado y con iniciativa de Finlandia, la Comisión propuso finalizar con esta práctica, datando a marzo de 2019 como último cambio de hora, pero la falta de consenso entre los estados y las evaluaciones de impacto retrasaron la posible anulación del cambio horario.

Y pese a la decisión de la Comisión Europea, en marzo de este año la comisión de Trasporte y Turismo del Parlamento Europeo apostó por retrasar la eliminación del cambio de hora bianual, de forma que las capitales tuvieran más tiempo para decidir si se quedan con el horario de verano o el de invierno.

Las primeras disposiciones sobre el horario de verano se adoptaron en Europa en 1980 y, desde el año 2000, quedaron establecidas las reglas que marcan su inicio en marzo y su finalización en octubre. Aunque, en realidad, el cambio de hora empezó a generalizarse a partir de 1974, con la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz del sol y consumir menos electricidad en iluminación.

Se aplica como directiva desde 1981 y se renueva sucesivamente cada cuatro años. Aunque, desde la aprobación de la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión en enero de 2001, el cambio se aplica con carácter indefinido.

El 15 de marzo de 2022, el BOE publicó una orden ministerial que recordaba que el Consejo de Ministros creó en 2018 una Comisión de 14 personas expertas para el estudio de la reforma de la hora oficial, encargada de la elaboración de un informe de evaluación de las disposiciones reguladoras del cambio horario, así como la conveniencia de mantener en nuestro país la hora de Europa central.

Dicha comisión emitió un informe el 20 de marzo de 2019 la cual concluía que no era aconsejable producir ningún cambio precipitado en los husos horarios mientras no existiese un consenso y una difusión práctica a los ciudadanos de los riesgos y oportunidades que comporta. El informe precisa que los husos horarios deben venir vinculados a los usos del tiempo al objeto de clarificar conceptos y procurar pautas de comportamiento, por lo que no llegaron a ninguna conclusión debido a la gran cantidad de repercusiones de impacto económico o cultural.

De momento y de acuerdo con esa orden ministerial, el cambio de hora seguirá produciéndose, al menos hasta 2026, cada última madrugada del sábado-domingo de octubre, para iniciar el horario de invierno, y cada madrugada del último sábado-domingo de marzo, cuando se pasará al horario de verano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios