www.lavozdeltajo.com

El sacerdote acusado de abusar de una joven en Talavera irá a juicio

El sacerdote acusado de abusar de una joven en Talavera irá a juicio
miércoles 26 de febrero de 2020, 18:51h

La Audiencia Provincial de Toledo ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la defensa del sacerdote investigado por un supuesta agresión y abusos sexuales a una joven en Talavera, por considerar que existen “indicios racionales” de la comisión de los presuntos delitos, por lo que deberá ir a juicio.


La Sala ha desestimado el recurso, contra el auto de procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Talavera, tras la vista para revisarlo que acogió la Audiencia provincial el pasado 12 de febrero; desestimación confirmada por el auto de procesamiento de la jueza, ha publicado EFE.

La defensa del cura --J.C.S.F.- había alegado que no había indicios y que "la declaración de la presunta víctima no tiene valor probatorio". Para justificarlo, el abogado del cura señala que los hechos son incompatibles con el horario lectivo de la chica y la distancia del colegio a la parroquia. También expuso que no hubo agresión sexual ni existían señales de moratones así como que, de haber existido ruidos, se habrían oído porque el despacho del cura estaba a pie de calle y también los habría oído otro párroco que vivía al lado del despacho.


En el recurso contra el procesamiento, la defensa el sacerdote afirma que los encuentros denunciados “nunca existieron” y se apoya en la relación de “cordialidad y confianza” entre el cura y la joven.” Y que la víctima culpa al sacerdote del divorcio de los padres.

También argumenta que el letrado de la defensa también ha apuntado una serie de datos “incompatibles” con una agresión continuada, como que en 2011 (un año después de las agresiones) la demandante “aconsejó a la madre que viera al supuesto agresor”, o que tuviera un “magnífico expediente académico” y mantuviera una relación “cordial” con él sacerdote hasta la denuncia.

Sin embargo, la Sala de la Sección Primera de la Audiencia provincial de Toledo ha tenido en cuenta la declaración de la víctima y el informe del Instituto de Medicina Legal de Toledo en el que dos forenses concluyen que, tras un estudio “detallado y pormenorizado”, la demandante ha tenido un seguimiento psiquiátrico “exhaustivo y adecuado” para un trastorno por estrés postraumático y trastorno de la conducta alimentaria, publica EFE.

Según el auto de procesamiento que ha sido confirmado,, el sacerdote investigado le propuso a la adolescente realizar sesiones en el despacho parroquial cada quince días, en las cuales “le pidió un beso” argumentando que “no tuviese miedo porque era lo que Dios quería”, le tocó el pecho y la agredió físicamente.

Los tocamientos, supuestamente, se prolongaron hasta junio de 2013 y “fueron a más”, además de que durante el ingreso de ella en una clínica por un diagnóstico de anorexia, él fue a verla y le dijo que “si lo contaba, la mataba”.

Los tocamientos supuestamente se prolongaron en el tiempo y “fueron a más”. En 2014, su madre y el sacerdote la sometieron a un ‘exorcismo’ al creer que tenía un demonio dentro y un día después el cura volvió a citarla en su despacho donde la violó, según declaró la víctima, y a partir de entonces no volvió más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz del Tajo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.