www.lavozdeltajo.com

AGRESIÓN

La talaverana apuñalada por Noelia Mingo en 2003, “sabíamos que volvería a ocurrir”

Foto: Europa Press
Ampliar
Foto: Europa Press

‘Marta’ recibió tres puñaladas en la espalda mientras trabajaba como enfermera en la Jiménez Díaz

Por Redacción La Voz del Tajo
miércoles 22 de septiembre de 2021, 19:08h

Fue hace 18 años, en 2003, pero esta talaverana a la que llamaremos “Marta” –por mantener el anonimato que nos pide– sigue recordando cada día el terror que sufrió al recibir tres puñaladas en la espalda por parte de Noelia Mingo, la doctora enferma de esquizofrenia paranoide que mató a tres personas e hirió a gravemente a otras cinco.

El hombre herido por arma blanca ha sido agredido por su hijo

Leer más

Ahora ha vuelto a pasar, Noelia Mingo ha apuñalado a dos personas en su localidad natal, El Molar (Madrid) y ha sido ingresada en el hospital madrileño Princesa Sofía pendiente de decisión judicial para después entrar en prisión. Estaba al cargo de su madre, de avanzada edad, tras haber sido puesta en libertad en 2013.

“Esto sabíamos que iba a volver a producirse”, comenta “Marta” a La Voz del Tajo desde la distancia en el tiempo, “porque esta mujer sufre un trastorno que necesita medicación y supone un peligro para cualquiera que se cruce en su camino”.

Marta, residente en Talavera y que ejercía su profesión como enfermera en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid hace casi 20 años, tuvo que dejar su actividad profesional tras las graves heridas que le produjo la agresión de Mingo. De hecho, sus dolores son continuos desde entonces y es habitual en el gabinete del fisioterapeuta por las secuelas y desorden muscular que le ha dejado la agresión.

A raíz de este último brote de Noelia Mingo hería el pasado lunes poco antes de las 12 de la mañana, a dos personas en un supermercado –dos mujeres de 46 y 53 años– una en el costado izquierdo y la otra con cortes superficiales en espalda y costado. Una de ellas pudo refugiarse en una farmacia cercana donde fue atendida inicialmente.

Pero Mingo prosiguió con sus intentos de agresión incluso contra un agente de la policía local que intentó detenerla y finalmente lo consiguió no sin el consiguiente peligro de enfrentarse a una persona fuera de sí que portaba un cuchillo.

Esta situación reincidente para la talaverana que ya sufrió los apuñalamientos en el año 2003 “se veía venir. No es de recibo que la dejen al cargo de una persona mayor, su madre, que seguramente necesita más cuidados incluso que ella”, asegura “Marta”.

Lo único cierto es que los hechos han quedado patentes y está enferma de esquizofrenia paranoide, en base a los dictámenes médicos y judiciales, estaba en la calle tan sólo 10 años después de haber matado a tres personas y herido muy gravemente a otras cinco. Ha vuelto a actuar y ha suscitado, como no puede ser de otra manera, el debate en la calle.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios