www.lavozdeltajo.com

TAJO-SEGURA

Murcia y Valencia, en pie de guerra contra el fin del trasvase

Ximo Puig (izquierda) y Fernando López Miras (derecha) en una imagen de archivo
Ampliar
Ximo Puig (izquierda) y Fernando López Miras (derecha) en una imagen de archivo

Fernando López Miras y Ximo Puig aseguran que lucharán por los intereses de sus regantes

martes 03 de mayo de 2022, 20:08h

La luz verde al nuevo Plan de Cuenca del río Tajo con 47 votos a favor, 22 en contra y 4 abstenciones, en el seno de la reunión del Consejo del Agua, sigue generando reacciones.

Los últimos en pronunciarse han sido los presidentes de Murcia y la Comunidad Valenciana, el popular Fernando López Miras y el socialisrta Ximo Puig.

LÓPEZ MIRAS : “El GOBIERNO DE ESPAÑA SENTENCIA AL TRASVASE”

A Través de su redes sociales, el ‘popular’ Fernando López Miras ha mostrado su rotunda disconformidad al informe favorable que, entre otras medidas, obliga a mejorar los caudales del río tajo y la depuración de las aguas vertidas al Jarama.

El Plan Hidrológico incluye un programa de medidas que supondrán una inversión de 3.700 millones de euros hasta 2027, fecha en que todas las masas de agua deberán haber alcanzado el buen estado.

“El Gobierno de Sánchez ha dictado sentencia de muerte para el trasvase Tajo-Segura. La aprobación del plan del Tajo es otro paso más en su hoja de ruta”, ha publicado el presidente murciano.

López Miras, también ha hablado de "consecuencias catastróficas", por lo que no descarta posibles movilizaciones por parte de los regantes.

PUIG: “DEFENDEREMOS EL TRASVASE”

Por su parte, Ximo Puig ha asegurado que su gobierno no dará "ningún paso atrás" en relación al trasvase Tajo-Segura porque ve "razones jurídicas, políticas y sociales" para defender su continuidad en los tribunales.

De esta manera, ha asegurado que la Generalitat recurrirá "todos aquellos cambios que se produzcan que no garanticen el derecho de la Vega Baja y de Alicante a tener el agua necesaria".

GARCÍA-PAGE: “NUEVA ERA”

La aprobación del documento ha sido calificada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, como un "apretón muy importante" y "determinante" en defensa de los intereses hídricos de la región castellano-manchega, puesto que "va a crecer la lámina de agua" en los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, y "va a aumentar el caudal ecológico" en el tramo medio del río.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios