www.lavozdeltajo.com

SEMANA SANTA

Corría un diez de abril de mil novecientos noventa y dos

Corría un diez de abril de mil novecientos noventa y dos
Ampliar

Artículo de opinión escrito por Eve Espadas

viernes 08 de abril de 2022, 19:26h

Corría un diez de abril de mil novecientos noventa y dos, cuando en tu primera salida, a la Plaza de San Pedro del convento cisterciense de las Madres Bernardas , enamoraste a Talavera.

Hoy treinta años después, ese hechizo, sigue prendido en los corazones de los talaveranos, que cada viernes de Dolores y Santo, esperan ansiosos , ver tu dulce cara de niña, mirarte a los ojos, y llenarse de esa paz que Tú, irradias y transmites.

Majestuoso recorrido, portada a hombros por esos cargadores, hombres y mujeres, que te van meciendo con suavidad, unidos , repartiendo esfuerzos....

Segura estoy, que todos los que con entusiasmo y fervor, tuvieron la dicha de ser tus pies, jamás olvidarán esos momentos de tan dulce carga, ni tampoco quienes les guiaron siendo sus ojos,ni dudo siquiera, del lugar de uno de ellos, bajo tu protector manto , cogido de tu mano, con sitio preferente en ese balcón del cielo, en cada una de tus salidas.

Salve Regina, la reina Regante,con ese manto blanco de pureza, símbolo de tu identidad, que todos muy bien conocen, ¡Madre Virgen de la Paz!

Muchas plegarias y ruegos , en ese camino al encuentro con tú hijo, que en la Colegial te espera,lágrimas contenidas, o que escapan sin control.Talavera, te reza,quiere y venera .

Hasta hace poco tiempo, reverencia ante tu hijo, El Cristo de los Mercaderes en Corredera, era uno de los momentos más esperado, que siguen echando en falta los talaveranos, se sucedían vítores,aplausos y más lágrimas, ante esa muestra de cariño y respeto.

Caridad del Guadalquivir, Callejuela de la O, o esa Saeta, te van acercando a la cl Valencia, donde sus vecinos, tienen engalanados los balcones, y preparados esos pétalos , que al unísono de esa plegaria echa canción, van derramando a tu paso.

Cierto, han pasado muchos años, aún así hay recuerdos e imágenes, que permanecerán por siempre en la memoria y retina. ¿Cómo olvidar ese encuentro entre Madre e Hijo en la plaza de San Pedro en el año 2004? fue algo extraordinario, sí, la Colegial estaba en obras, y las Madres Bernardas custodiaron al Cristo de los Espejos, que debido a sus dimensiones, no podía salir del convento, y hubo que montar su paso en una carpa, por ello su encuentro, antes de empezar la Estación de Penitencia del Viernes Santo.

Extraordinaria, fue esa procesión de Vírgenes de todas las cofradías talaveranas, un sábado por la tarde en el año 2007, por las calles de la ciudad, hasta llegar a la Basílica, y con ello honrar a nuestra patrona, la Virgen del Prado.

No pudiste festejar con la patrona, tu veinticinco aniversario, las inclemencias del tiempo, pararon tu majestuoso paso en el Arco de San Pedro. ¡Fresco en mi memoria, ese exorno floral, y esas mariposa al vuelo! Después me explicaron , ese " vuelo" era por las almas regantes,que habían volado, hacia ti....
Bellísima sin más.

La casualidad o el destino, quiso que un diez de Abril de 1998, también era viernes de Dolores,por primera vez, en una semana de separación y duelo, vistiera ese hábito negro, con capa blanca , mi mirada se fue al cielo, recordando a quién se había ido, y que seguí siempre haciendo , al comenzar mi estación.

10 - Abril - 1992 / 10 - Abril - 2022

Eve Espadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios